Nadie discute que uno de los alicientes con los que cuenta nuestro país, para ser un atractivo destino turístico mundial, son sus productos y nuestra gastronomía.

En España, se encuentran algunos de los mejores restaurantes del mundo y es el origen de una de las principales modas gastronómicas en todo el mundo: los platos pequeños, las Tapas. Un país que les ha enseñado a los extranjeros lo que son los churros o el chorizo, las patatas bravas o la paella en todas sus variaciones.