Falsas patatas fritas de polenta Le Gruyère

Si te aburre poner siempre de guarnición en tus platos las clásicas patatas fritas, hoy vamos a preparar unas Falsas patatas fritas de polenta, realmente ricas.

La polenta o sémola de maíz es muy nutritiva y rápida de cocinar, fácil de digerir y además es apta para celíacos. Tiene un sabor muy suave que gusta a los más pequeños y es especialmente adecuada para la época calurosa.

Ingredientes:

  • 200 gramos de polenta
  • 750 ml de agua
  • 100 gramos de queso Gruyère, rallado
  • 50 gramos de mantequilla
  • pimienta
  • sal

Elaboración:

Primero ponemos el agua en una cazuela ancha con una buena pizca de sal y ponemos al fuego. Llevamos a ebullición. Mientras tanto, engrasamos ligeramente una bandeja para hornear, de aproximadamente 34 cm por 25 cm de ancho y un par de centímetros de profundidad.

 

 

Una vez que el agua burbujee, vertemos lentamente la polenta en la cazuela, removiendo todo el tiempo con un batidor. Tómate tu tiempo porque, según mi experiencia, la polenta tiende a agrietarse si se vierte demasiado rápido.

Reducimos a fuego medio-bajo y continuamos removiendo, ahora con una cuchara de madera. Cocinamos durante 5 minutos más o menos hasta que empiece a espesarse.

Agregamos la mantequilla y removemos. Agregamos el queso Gruyère, removiendo de nuevo para que el queso se derrita y se incorpore a la polenta. Salpimentamos.

 

 

Vertemos la polenta en la bandeja para hornear y agitamos bien para distribuir la mezcla uniformemente en las esquinas.

Cubrimos con un paño de cocina y dejamos en una parte fresca de la cocina para que se seque por completo, esto llevará alrededor de 1-2 horas.

Precalentamos el horno a 180ºC.

Desmoldamos la polenta en una tabla de cortar. Cortamos en trozos grandes tipo patatas fritas y colocamos de nuevo en otra bandeja para hornear. Horneamos durante 25-30 minutos, dando la vuelta a los  12-15 minutos.

 

 

Retiramos las patatas fritas de polenta del horno y servimos como guarnición del plato elegido.

Falsas patatas fritas de polenta

Si se sufre de diabétes, se debe consultar con el médico antes de tomar polenta. Tomándola con moderación podría ser apta. Si bien, el índice glucémico de la sémola se considera medio-alto (70), la carga glucémica se reduce al cocerla, ya que la proporción de hidratos es mucho menor.

 

Escribe un comentario

Colaboradores

Tu frutería de calidad
Tu frutería de calidad
DELICATESSEN