Explícale a tus hijos por qué deben comer pescado

Explícale a tus hijos por qué deben comer pescado

Es un alimento importantísimo para ellos, es suave, tierno, fácil de digerir y les aporta proteínas y otros nutrientes de vital importancia para su desarrollo físico e intelectual. Sus nutrientes intervienen en la concentración, la memoria y el rendimiento intelectual.

La rica variedad de especies de pescado que tenemos en nuestras costas, sin ir más lejos; las múltiples posibilidades que ofrece en la cocina y sus características nutritivas, lo convierten en un alimento obligado en la dieta de toda la familia. “Las proteínas, consideradas desde siempre como los ladrillos necesarios para la construcción de nuestro cuerpo, aunque también tienen otras propiedades, son de vital importancia en todas las edades de nuestra vida, desde la época de embarazo y lactancia, pasando por la etapa infantil y la adolescencia e imprescindibles en la última etapa de la vida”, insiste el pediatra Pedro Orós. En definitiva, el pescado es un mar de proteínas.

  • Tiene poca grasa y menos calorías: sobre todo si lo cocinamos a la plancha o al horno; aunque frito o rebozado está igual de rico.
  • Disminuye el colesterol y protege sus arterias y su corazón: el pescado blanco apenas contiene grasa; el azul, aunque es un poco más difícil de digerir, posee grasas insaturadas con reconocidos beneficios para la salud. Son ‘grasas buenas’ capaces de aumentar el ‘colesterol bueno’ (HDL) y reducir el ‘colesterol malo’ (LDL) así como el colesterol total y los triglicéridos.
  • Fortalece sus huesos: si queremos que tengan unos huesos fuertes deben comer pescado. Hay especies cuyas espinas también se comen. Las sardinas o anchoas frescas o enlatadas permiten comerlas enteras y tienen una cantidad extra de calcio para tus huesos. ¡Tanto como un vaso de leche!
  • Alimenta su mente: en los exámenes, les ayudará. El pescado, es una de las principales fuentes de nutrientes que intervienen en la concentración, la memoria y el rendimiento intelectual. El zinc, el fósforo, la vitamina A, vitamina B12 o el ácido fólico están presentes, además de en otros alimentos, en los pescados y mariscos; aunque tal vez convenga también recordarles que no basta con ‘alimentar’ el cerebro, que también tienen que estudiar y usarlo.
  • Se puede preparar de muchas formas: comer pescado no tiene por qué ser aburrido. ¡Es imposible! Hay muchos tipos y mil formas de cocinarlo.

Aquí van algunas Ideas:

– Prueba una ensalada diferente acompañada de pescado: añade sardinas, anchoas, atún o bonito. Está buenísima.

-Si queremos una tortilla distinta, añádele bacalao, mejillones, gambas, palitos de cangrejo o cualquier otro pescado. Está exquisita.

Pizzas: igual que en el restaurante, podemos hacerlas en casa con pescado o marisco (atún, gambas, salmón ahumado…). ¡Deliciosas!

– Lo puedes acompañar con lo que quieras: patatas, verduras, salsas –estas últimas mejor solo de vez en cuando, ya te tienen muchas calorías–.

  • La excusa de las espinas ya no sirve: hoy es posible comprar cualquier pescado prácticamente sin espinas. En la pescadería lo limpian, le quitan la piel, lo filetean y lo sirven como nosotros lo pidamos.
  • Y recuerda: niños y adolescentes deberían comer pescado, por lo menos, tres veces por semana.

Con el pescado todo son ventajas -añade Joaquín Martínez, técnico en prevención-. Es un alimento suave, tierno y fácil de digerir, y sus propiedades nutritivas le otorgan efectos muy beneficiosos para nuestra salud”. Se están refiriendo a los nutrientes más necesarios para que los músculos y órganos de nuestros hijos crezcan y se desarrollen. “El pescado les aporta proteínas de calidad -continúan-, tan buenas, como las de la carne o el huevo, que son de alto valor biológico, es decir, sustancias que el organismo no puede fabricar y necesita que se las aportemos por medio de otros alimentos que las contengan”. Además, estas proteínas son poco fibrosas y de bajo contenido en colágeno, por eso es más fácil de digerir, lo que hace que sea un alimento ideal en sus dietas. Lo dicho, todo son ventajas, pero… todavía hay más.

Explícale a tus hijos por qué deben comer pescado

¡Es importante para ellos!!!

Vía: Heraldo de Aragón.

 

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN