Errores que hay que evitar al preparar una ensalada

 

Hacer una ensalada, es lo más fácil en la cocina. Sin embargo, los errores son comunes: mala conservación, enjuague minimalista, sazonar en el momento equivocado … Errores que hay que evitar al preparar una ensalada

La ensalada es el plato veraniego por excelencia. Pero detrás de la palabra «ensalada» se esconde una variedad de variedades y tantas formas de prepararlas.

Elige tu ensalada

La más consumida es la batavia y para mi es la que más me gusta, pero hay otras, como la lechuga común, los cogollos de Tudela, la hoja de roble,  etc. De todos modos, «una ensalada se elige según los gustos de cada uno. Según nos guste tierna, crujiente, suave, rizada, picante, dulce, amarga, roja, verde … Y también según los platos con los que deseamos acompañarla», Sin olvidar respetar las estaciones.

Las ensaladas embolsadas y prelavadas son menos recomendadas: «Vemos una gran cantidad de mesclun listas para usar, debemos tener cuidado, en general, las lavan previamente con cloro. Tómate el privilegio de lo natural »

Mantenlas en el frío

La ensalada es un producto muy frágil. Debe ser consumida lo más rápido posible. Su vida útil no supera los 6 días según la variedad. El aire y la temperatura ambiente la dañan. Así que, para conservarla, nada mejor que el frigorífico. Para evitar la oxidación, se coloca en una bolsa o en un recipiente  hermético.

No descuidar el enjuague

Lo más importante en la preparación de una ensalada es lavarla para deshacerse de los restos de tierra o insectos que hayan sido invitados entre las hojas. Hay que hacerlo con cuidado en agua fría y escurrir bien. También es posible agregar unas gotas de vinagre blanco para deshacerse de los pulgones que pueda haber. Pero si hay algunos insectos es una muy buena señal porque significa que no tenía productos tóxicos».

Escurrir

Luego se debe secar cuidadosamente. La humedad favorece el deterioro prematuro del producto, perdemos los sabores y los crujientes si las hojas todavía están empapadas. Para drenar: un escurridor. Pero no te preocupes si no tienes este utensilio a mano: «Un paño grande limpio de cocina es suficiente. Colocamos las hojas lavadas, luego agitamos  el paño doblado en ambos extremos para que empape toda el agua »

Sazonado

«Lo ideal es sazonar en el último momento, justo antes de servirla, para que la ensalada se mantenga fresca el mayor tiempo posible. Una vez sazonada, es imposible mantener la mezcla sin deterioro, incluso en el frío. Tenga en cuenta que al preparar una ensalada, es mejor romper las hojas a mano que cortarlas con un cuchillo para retrasar la oxidación causada por la acidez del aderezo. Por último observa el orden, primero la sal, seguido el vinagre y para finalizar, el aceite de oliva virgen extra.

Errores que hay que evitar al preparar una ensalada

 

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN