Entomofagia: quiero un grillo en la sopa

 

Entomofagia: quiero un grillo en la sopa. Suena bien eso de la entomofagia. Yo la he ensayado dos veces: un saltamontes de Hong Kong frito con miel y unas hormigas culonas colombianas. Sentí un leve asquito y ni frío ni calor.

Estamos en el apogeo de las modas impuestas. Los presentadores del tiempo se visten con pantalones estrechísimos y deportivas de colores chillones; hace poco había que enseñar el slip o el tanga con los pantalones bajos y aún siguen luciendo rotos y desgarrados pantalones los jóvenes más ‘in’. Pues lo de comer insectos y algunas arañas, la ‘entomofagia’, parece que es signo de modernidad y distinción. 

Los insectos y otros artrópodos se comen como complemento alimenticio y, en ocasiones, como delicia gastronómica para minorías u ocasiones festivas.

Se contabilizan cerca de 1.900 especies de artrópodos comestibles en el mundo. Muchos de estos animalitos se encuentran ocasionalmente y los habitantes de la región en que se crían se los comen porque nada se desaprovecha en la naturaleza.

La mayoría de los preparados son barritas energéticas, pasta enriquecida y complejos nutritivos elaborados con insectos molidos; masticar unos grillos crujientes disfrutando de una experiencia novedosa en un aperitivo o tentempié, pero no sustituyen a una comida convencional. Y además, busquen cómo adquirir los productos considerados más exquisitos y comprobarán, ¡oh decepción!, que si no van a México, Tailandia o Perú es casi imposible lograr tales delicias. Grillos, saltamontes y algunas hormigas sí que encontrarán, pero no delicias reputadas como únicas, ni siquiera pagando cantidades elevadas. Al menos de momento.

Dicen los estudiosos que los insectos tienen cerca de un 30% más de proteínas que los mamíferos y volátiles que empleamos en la alimentación convencional. Además, el contenido graso de los insectos es básicamente de cadenas insaturadas, eso que se ha llamado «saludable», y el abasto de minerales y vitaminas sería casi un tesoro alimentario, una especie de farmacia ambulante sobre patitas quitinosas. Y por añadidura, el contenido en carbohidratos es muy bajo.

Entomofagia: quiero un grillo en la sopa

Foto: Pixabay

 

Escribe un comentario

Colaboradores

Tu frutería de calidad
Tu frutería de calidad
DELICATESSEN