Ensaladilla rusa con confit de pato

Ensaladilla rusa con confit de pato

En esta ocasión os propongo una ensaladilla rusa un tanto especial por sus ingredientes, sabrosa y deliciosa. Una ensaladilla rusa muy apropiada para celebraciones especiales que os surjan y queráis impresionar y quedar divinamente con vuestros invitados.Ensaladilla rusa con confit de pato

Ingredientes:

  • 2 patatas cocidas al vapor con la piel
  • 1 muslo de pato en confit
  • 1 pepinillo en vinagre
  • 1 zanahoria
  • 1 cucharada de alcaparras en vinagre.
  • 5 langostinos
  • 2 huevos de codorniz cocidos.
  • mahonesa de leche
  • 20 ml. jugo de limón.
  • vinagre de trufa
  • cebollino picado
  • espárragos trigueros

Elaboración:

Cocemos las patatas sin pelar al vapor junto con la zanahoria y dejamos enfriar.

Cocemos los huevos de codorniz durante 4 minutos y dejamos que se enfríen.

Pelamos las patatas, la zanahoria y los huevos de codorniz en daditos pequeños. Picamos fino el pepinillo y los langostinos. Retiramos el hueso y la grasa del muslo de pato y desmenuzamos fino.

En un bol juntamos todos los ingredientes, condimentamos con mahonesa de leche. Agregamos unas gotas de vinagre de trufa y mezclamos.

Introducimos la mezcla en moldes, presionamos ligeramente y retiramos con cuidado el molde.

Presentación:

Cortamos a lo largo los trigueros en tiras con la mandolina para decorar el plato.

Ensaladilla rusa con confit de pato

Esta ensaladilla rusa es una versión sencilla de la célebre ensaladilla Olivier. El origen de la ensalada Olivier o rusa, data del año 1860, en el restaurante Hermitage de San Petersburgo; donde su chef y propietario a su vez, el francés Lucien Olivier inventó tan suculento plato. En su tiempo se consideraba un privilegio comer la ensalada preparada por el mismo Monsieur Olivier.

El famoso chef se llevo a la tumba el secreto de su receta original, por lo cual todos los intentos de sus competidores por reproducirla han sido un fracaso. Por este motivo existen varias versiones de este plato. Dicen que Lucien Olivier llamaba a su particular ensaladilla rusa “mahonesa de faisán”.

 

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN