El mejor pastel ruso del mundo

Pastel Ruso, un símbolo de Pastelería Ascaso

El mejor pastel ruso del mundo

El secreto de una receta mantiene unidos a los miembros de la pastelería Ascaso. Es la de El Ruso, un postre típico de Huesca (Aragón) que tiene historia propia. Sus orígenes se remontan a 1855, cuando lo probó el Zar de Rusia Alejandro II y le gustó tanto que lo bautizaron como el pastel imperial ruso.

Pastelería Ascaso. Un negocio familiar que cumple 125 años y es un referente en la elaboración de El Ruso, un postre tradicional, que también han degustado los Reyes.

Este negocio familiar, que nació en 1890 como una panadería y pastelería, se ha encargado de perfeccionar su elaboración y lo ha llevado a los eventos más internacionales. Fue en la Exposición Universal de Sevilla de 1992 cuando la centenaria empresa disfrutó de uno de sus mayores momentos de gloria. Entre todos los visitantes que probaron sus productos, estaban los Reyes Don Juan Carlos I y Doña Sofía.

Pastel Ruso, un símbolo de Pastelería Ascaso
La formación, el respeto por la tradición y la innovación han sido fundamentales para que hoy pueda celebrar sus 125 años. Tras la Guerra Civil decidieron deshacerse de la parte del pan, ya que las inspecciones en este alimento complicaban mucho su comercialización.

Poco a poco fueron incluyendo novedades, como la nata, y mejorando las instalaciones con nuevos frigoríficos. Sin embargo, la especialización también requería formarse bien en esa área, para lo que contrataron a pasteleros de distintas zonas. «Para nosotros es muy importante aprender el oficio dentro de la empresa. Yo, por ejemplo, me formé con Antonio Oliván, que llevaba trabajando en el negocio desde los 13 años, hasta que en 1960 pasé a dirigir la firma», explica Vicente Ascaso, actual administrador de la compañía y que ya ha dado el relevo a la cuarta generación.
Fue en esa época cuando el negocio se convirtió en una pastelería de referencia. Los empleados comenzaron a asistir a eventos, cursos y ferias del sector y ampliaron las instalaciones. Más tarde, en 1990, abrieron una segunda tienda en Zaragoza. Ahora destacan por la elaboración de bombones, por contar con una variedad de hasta 33 turrones y, por supuesto, por su especialidad más demandada, El Ruso, sobre todo en las categorías gourmet.

Con una facturación de dos millones de euros y 26 empleados, Ascaso quiere ampliar sus puntos de venta. Por eso, además de vender en su propia tienda, establecimientos especializados y grandes superficies, como El Corte Inglés, también estudia comercializar sus productos de manera online.

De hecho, uno de sus actuales retos consiste en mejorar su presencia en Internet a través de las redes sociales y del comercio electrónico de su página web. La mayoría de las ventas proceden de los puntos físicos, pero plataformas como Facebook e Instagram les están ayudando a darse a conocer, a potenciar su imagen y a difundir la historia y los nuevos proyectos de la empresa entre sus clientes.

Próximos planes

La pastelería Ascaso está inmersa en dos grandes planes de expansión. Por un lado, con una inversión de 1,7 millones de euros construirá un nuevo obrador en Huesca para potenciar la capacidad de producción y distribución del negocio. El otro paso será abrir su primera tienda en Madrid para dar a conocer a gran escala su producto estrella, El Ruso, así como sus otras especialidades.

El mejor pastel ruso del mundo

¡Sin ninguna duda!!!

Más información: Pastelería Ascaso

 

Escribe un comentario

Colaboradores

Tu frutería de calidad
Tu frutería de calidad
DELICATESSEN