El maridaje de los vinos con los quesos

El maridaje de los vinos con los quesos

Al igual que existen una serie de maridajes afortunados como el del caviar-vodka o el foie gras-sauternes, el vino es el acompañamiento ideal del queso y tiene una historia de siglos.

Casi todos asociamos el queso con el vino tinto, pero la ortodoxia gastronómica impone que son los blancos secos o los vinos blancos dulces. La sal en muchos casos no casa bien con el tanino que únicamente llevan los vinos tintos.

De cabra y oveja (fuertes):

Vinos blancos secos con carácter, tintos de crianza, cavas o champagnes brut.

Quesos curados:

Tintos de la tierra de origen del queso. Blancos secos de la misma procedencia, en algunos casos Jerez o amontillados.

Cremosos:

Con quesos jóvenes, blancos o tintos jóvenes. con quesos envejecidos, vinos más recios y potentes.

Azules:

Combinan a la perfección con oportos, vinos dulces (moscateles, sauternes, olorosos dulces, cavas semisecos)

 

 

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN