Dúo de carrilleras ibéricas con pochas

Dúo de carrilleras ibéricas con pochas

Dúo de carrilleras ibéricas con pochas

La receta de hoy la vamos a presentar a modo de entrante o tapa ya que queda una presentación muy atractiva y apetitosa que es de lo que se trata, que nos den ganas de degustarla, saborearla y no dejar nada. Como se dice la comida entra primero por la vista y si además esta rica mejor que mejor. ¿Os animáis a prepararla?

Ingredientes:

Para las carrilleras;

  • 750 gramos de carrilleras de cerdo ibérico
  • 1/2 copa de brandy
  • 500 ml. de vino blanco Viñas del Vero
  • 1 litro de caldo de carne
  • 1 cebolla
  • 1 puerro
  • pimienta negra recién molida
  • harina de maiz
  • mantequilla
  • aceite de oliva
  • sal

Para las pochas;

  • 300 gramos alubias pochas frescas ya desgranadas
  • 1 cebolla
  • 1 cabeza de ajos entera
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • aceite de oliva
  • sal

Dúo de carrilleras ibéricas con pochas

Elaboración:

De las carrilleras;

En una cazuela marcamos las carrilleras, salpimentamos, vertemos el brandy y flambeamos.

Añadimos los puerros, la cebolla picados y bajamos el fuego.

Vertemos el vino blanco y dejamos reducir unos minutos.

Añadimos el caldo de carne hasta cubrir las carrilleras. Dejamos cocer a fuego lento unos 45 minutos

Retiramos las carrilleras de la cazuela, trituramos la salsa y la espesamos con harina de maíz. Añadimos unos dados de mantequilla para que nos quede brillante.

De las pochas;

En una cazuela con agua, cocemos las pochas junto con la cebolla, la cabeza de ajos entera y un chorrito de aceite de oliva durante unos 30 minutos.

Pochamos el pimiento rojo y el verde picados y agregamos a las pochas.

Presentación:

Presentamos el dúo en bandejitas individuales a modo de tapa.

Decoramos con alcachofa frita crujiente. Ya solo nos falta buen apetito y disposición de agasajar nuestro paladar con este fenomenal guiso.

No me cabe ninguna duda que donde esté un guiso con una carne de este tipo que se quite el resto. Su jugosidad y ternura es una delicia para cualquier buen gastrónomo, son una auténtica exquisitez a tener en cuenta cuando se nos presente alguna celebración y queramos presentar un picoteo informal. Las carrilleras ibéricas son una joya gastronómica y mas si las acompañamos como en esta receta con unas deliciosas pochas frescas guisadas. Un lujo de entrante o tapa. ¿No os parece?

 

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN