Día Internacional de la Cocina Italiana: cinco recetas

 

Día Internacional de la Cocina Italiana: cinco recetas. Después de la celebración del Día Internacional de la Croqueta, aquellos que se creían huérfanos de efeméride gastronómica ya pueden dejar la tristeza a un lado. Cada 17 de enero, una jornada después de saborear las mejores croquetas, se celebra el Día Internacional de la Comida Italiana. Aunque la pizza, que siempre apetece cuando estás estudiando, es uno de sus platos emblemas, la gastronomía italiana cuenta con una gran carta que bien merece exportarse por todo el mundo.

Cinco recetas de la gastronomía italiana más allá de la pizza

Foccacia

La focaccia es el pan tradicional italiano que puede incluir un sinfín de ingredientes: tomate, cebolla, aceitunas… Para elaborarlo, hay que hacer una masa con 300 gramos de harina de fuerza, 7 gramos de levadura seca y media cucharada de azúcar. Después, hay que ir incorporando poco a poco 200 ml. de agua, dos cucharadas de aceite de oliva y un poco de sal. Tras amasarla, se deja levar una hora en un lugar seco y con un paño. Por último, hay que rociar la superficie con un poco de aceite y esparcir los ingredientes que se deseen por encima de la masa, antes de introducirla 15 minutos a 250 grados.

 

 

Gnocchi

Los gnocchi, también conocidos como ñoquis, son un tipo de pasta cuyo ingrediente principal es la patata. Para elaborarla, los alimentos necesarios son básicos (harina, yema de huevo y sal). Con ellos se hace un puré. Después, se corta en piezas pequeñas, se les hace una hendidura con el tenedor y se cuecen. Aunque la receta tradicional acompaña estas elaboraciones con salsa de tomate y queso gorgonzola, permite cualquier otro condimento, como la crema de paté de olivas negras. Ver receta

Vitello tonnato

Esta receta, originaria de la región del Piamonte, es sencilla y resultona. Se trata de ternera con una salsa de atún y anchoas. Para conseguirla, hay que dejarla macerar en frío en una cazuela con verduras troceadas, especias, aceite, sal y pimienta. Después se cubre con agua y se cuece a fuego lento durante una hora y media hasta que quede tierna. Para elaborar la salsa, se baten atún, alcaparras, anchoas, un poco del caldo que ha soltado la carne y un bote de mayonesa, mejor si es casera. Por último, se cubre la carne con esta elaboración. Ver receta

 

 

Risotto

Este plato de arroz se caracteriza por la cremosidad de su resultado y, como ocurre con muchas otras recetas típicas, ha sabido abrirse a nuevos sabores. Así, aunque los de setas, maricos y quesos son los más comunes, ahora podemos encontrar risottos de rabo de toro o con sabores que nos trasportan a otro país, como la receta tailandesa. Eso sí, en cualquiera de ellos, el resultado es cuestión de tiempo, ya que, en esta elaboración, la calidad del arroz cocido puede cambiar rápidamente. Ver receta

Textura cremosa y aroma a café son dos de las claves que no deben faltar en un buen tiramisú.

 

 

Tiramisú

El tiramisú es uno de los grandes alegatos de la gastronomía italiana. Bizcochos, queso crema y café son los ingredientes básicos para elaborarlo, de forma rápida y sencilla, en casa. Pero como para los golosos nunca es suficiente, el pase dulce del país europeo no se conforma con solo una suculenta propuesta. La pana cotta es otra de las referencias dulces más reconocidas, una especie de flan elaborado con nata. Ver receta

Día Internacional de la Cocina Italiana: cinco recetas

 

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN