Croquetas de queso manchego

 

Croquetas de queso manchego. Ricas y llenas de sabor, pero ligeras como una pluma en textura, estos pequeños bocados fritos son una mezcla simple de huevo, papa y queso manchego semi curado. Saben tan bien que deberías considerar seriamente duplicar las cantidades porque volaran del plato. Asegúrate de reservar las pieles de patata para hacer unos Chips de peladuras de patata para picar.

Ingredientes:

  • 500 g de patatas
  • 250 g de queso manchego semi curado rallado
  • 2 huevos, separadas las  yemas de las claras
  • 100 g de maizena
  • 50ml de crema de leche
  • 1 puñado de perejil picado finamente
  • aceite vegetal, para freír
  • sal
  • pimienta

Elaboración:

Comenzamos horneando las patatas. Precalentar el horno a 180°C.  Pinchar las patatas con un tenedor y metemos al horno durante 1 hora o hasta que las patatas esté blandas y suaves por dentro.

Mientras aún estén calientes, cortamos las patatas por la mitad y retiramos la pulpa con la ayuda de una cuchara. Reservamos las pieles para hacer unos chips de peladuras de patatas (ver la receta)

Coloca la pulpa de la patatas en un bol grande y agrega el queso rallado, las yemas de huevo, la maizena y la crema de leche. Batir suavemente con una cuchara de madera hasta que el queso se haya derretido y tengamos una mezcla firme, suave y sin grumos.

Batir las claras de huevo a picos rígidos en un recipiente aparte, luego incorporar suavemente a la mezcla de patata y queso, teniendo cuidado de mantener las claras lo más aireadas posible.

Sazone bien con sal y pimienta y agrega el perejil picado.

Calentar una freidora o una sartén profunda con aceite a 180ºC

Deja caer con cuidado unas quenelles que formarás con la ayuda de dos cucharas de la mezcla en el aceite; se inflarán suavemente. Sigue girándolas con una cuchara hasta que tengas un bonito color dorado uniforme por todas partes. Es posible que debas cocinarlas por tandas, dependiendo del tamaño de tu sartén.

Escurrir sobre papel absorbente, espolvorear con sal marina y servir bien caliente. Puedes servir acompañadas con una salsa de tomate picante, o con un buen queso brie derretido para mojar. ¡También son deliciosos con trufa generosamente rallada encima!

Croquetas de queso manchego

 

Escribe un comentario

Colaboradores

Tu frutería de calidad
Tu frutería de calidad
DELICATESSEN