Crema de cacao y avellanas casera

 

Para las meriendas o para los desayunos, esta crema se elabora tan rápido que será difícil evitar la tentación. Crema de cacao y avellanas casera.

Si la ciencia ha confirmado que comer chocolate es bueno para la salud, ¿quienes somos nosotros para resistirnos ante la evidencia científica? Así, caer en la tentación está prácticamente justificado. Eso sí, es recomendable disfrutar con moderación de esta delicia y, para este capricho, es mejor escoger aquel chocolate que contenga más de 70% de cacao. Aunque se puede consumir en un sinfín de formas, la crema de cacao es una de las favoritas. Con esta receta casera, evitamos el azúcar y el aceite vegetal que incluyen los productos procesados.

Ingredientes (para unos 300-350 gramos):

  • 150 gramos de avellanas
  • 100 gramos de chocolate con un mínimo del 50% de cacao
  • una cucharada de esencia de vainilla o media vaina de vainilla fresca
  • una pizca de sal.
  • media cucharada de un aceite vegetal suave.​

Elaboración de la crema:

Las avellanas ayudan a reducir el colesterol

Las avellanas

Aunque puedes comprar las avellanas ya tostadas, el proceso es aún más casero si estas se tuestan en casa. Para ello, hay que poner las avellanas crudas en una bandeja del horno a 180 grados con calor tanto por arriba como por abajo (y sin aire) durante 12 minutos. A continuación, y para poder quitarles la piel, puedes ayudarte de un paño: tan solo tienes que frotarlo y la piel se desprenderá.

La masa de las avellanas

Cuando las avellanas ya estén peladas, hay que proceder a triturarlas hasta que se forme una especie de pasta, gracias a la grasa que desprenden. Este proceso puede llevar más de cinco minutos. Después, se añade una cucharada de aceite para que ayude a conseguir una consistencia más grasa y se continúa triturando hasta que la masa sea fina. Ahora llega el momento de añadir el chocolate a la mezcla.

Crema de cacao

Para ello, derrítelo bien en el microondas calentándolo de 20 en 20 segundos o al baño maría en una olla mientras se remueve hasta que esté deshecho. Una vez derretido, se incorpora a la masa de avellanas, junto con la vainilla y la pizca de sal (que potencia el sabor del cacao), y se tritura hasta obtener una mezcla homogénea. Por último, como la crema estará blanda por el calor del triturado, podemos guardarla en un bote con tapa y dejar que coja consistencia en la nevera o a temperatura.

Crema de cacao y avellanas casera

Foto: Freepik

 

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN