Crema brûlée de frambuesa con nieve de coco

 

Una deslumbrante crema de frambuesa con una refrescante nieve de coco, el postre perfecto para finalizar una cena. Crema brûlée de frambuesa con nieve de coco.

Cuando compres tus frambuesas, busca frutos que sean de un color rosado intenso y vibrante, jugosas y gruesas con una ligera nitidez.

Ingredientes:

  • 450 ml de crema de leche
  • 50 ml de leche entera
  • 1 cucharadita de hojas de lavanda
  • 1 vaina de vainilla
  • 100 gramos de azúcar
  • 6 yemas de huevo
  • frambuesas

Para la nieve de coco;

  • 350 ml de crema de coco
  • 100 ml de aceite de coco, derretido suavemente a temperatura ambiente
  • 200 ml de agua de coco
  • 140 ml de agua
  • 140 gramos de azúcar en polvo

Elaboración:

Precalentamos el horno a 150ºC

Ponemos la crema, la leche y la lavanda en una cazuela. Abrimos la vaina de vainilla a lo largo y raspamos las semillas en la crema

Picamos la vaina de vainilla en trozos pequeños y agregamos a la crema. Llevamos la crema al punto de ebullición, luego bajamos el fuego y cocinamos a fuego lento durante cinco minutos

Batimos el azúcar y las yemas de huevo juntas en un tazón grande a prueba de calor hasta que quede una mezcla cremosa.

Llevamos la crema al punto de ebullición y seguido vertemos sobre la mezcla de huevo, batiendo todo el tiempo hasta que espese

Ponemos frambuesas en el fondo de seis moldes. Colamos la crema a través de un tamiz fino en un bol, luego vertemos sobre las frambuesas hasta que los moldes estén aproximadamente dos tercios llenos.

Colocamos los moldes en una bandeja grande para horno, con agua caliente en la bandeja hasta que llegue a la mitad de la altura de los moldes.

Ponemos la bandeja en el centro del horno y horneamos durante aproximadamente 45 minutos o hasta que las natillas estén un poco tambaleantes en el centro.

Retiramos los moldes del agua y dejamos enfriar a temperatura ambiente.

Mientras tanto, hacemos la nieve de coco. Vertemos todos los ingredientes en un recipiente de plástico limpio y lo colocamos en el congelador. Cada 20–25 minutos, usamos un tenedor para romper las partes que comienzan a congelarse, asegurándote de ir a las esquinas y los lados también. El objetivo es que la mezcla se congele en una formación de tipo polvo congelado en lugar de un bloque sólido

Presentación: 

Para servir, espolvoreamos uniformemente una cucharada de azúcar sobre cada brûlée y, con un soplete de cocina, caramelizamos la superficie Permite que se asiente por unos segundos, luego decora con la nieve de coco cada brûlée y servimos.

Crema brûlée de frambuesa con nieve de coco

Receta inspirada en la original de Scott Hallsworth

 

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN