Cosas de París que debes saber

100_cosas_sobre_paris_que_deberias_saber_976800765_650x

Cosas de París que debes saber

Y debes saberlas porque forman parte de la historia de la capital francesa.

El origen del nombre de los bistrós está en la invasión de la plaza del Tertre, en Montmartre, por parte de los cosacos el 30 de marzo de 1814, que llegaron a los establecimientos corriendo a pedir alcohol. Como no les estaba permitido beber, apremiaban al camarero diciendo: ‘bistro, bistro’ que en ruso significa: ‘rápido, rápido’, pues no querían que les pillasen los oficiales empinando el codo en horas de servicio.

100_cosas_sobre_paris_que_deberias_saber_18627917_650x

La planta del café es originaria de Etiopía y fue el alcalde de Ámsterdam quien obsequió a Luis XIV con el primer ejemplar que se plantó en suelo francés. Con los años el café se popularizó entre las clases altas, al igual que el chocolate, lo que creó una demanda que solventó la primera cafetería de París, que abrió sus puertas en 1686 en el distrito de Saint-Germain-des-Prés bajo el nombre de Le Procope. Aunque fue un siciliano llamado Procopo, y no un francés, quien tuvo la genial idea. Sólo una década más tarde las cafeterías ya se habían multiplicado por 200 en toda la ciudad, gracias a que el café era más asequible que el chocolate y a que la clase media se hizo adicta a él. Por él ha pasado lo más granado de la historia de Francia desde entonces.

100_cosas_sobre_paris_que_deberias_saber_194243365_650x

Los picnics son tan parisinos como la mismísima catedral de Notre Dame. Son famosos entre los estudiantes los que se despliegan los fines de semana en el Pont des Arts, con vino, queso y toda clase de delicatesens al servicio de los participantes, todo un botellón chic. También en la punta de la l’île de la Cité el picnic se hace arte y va con vista panorámica incorporada. Eso sí, sé listo y plantate allí con tiempo, porque estamos ante una de las mejores vistas de París y por tanto una de las más solicitadas. ¿Un secreto para amantes del picnic pero poco amigos de las aglomeraciones? El Quai de la Tournelle.

100_cosas_sobre_paris_que_deberias_saber_455058056_650x

Nadie relaciona ya la producción de vino con París, pero hace 2.000 años era la meca de los espirituosos extraídos de la uva. Sin embargo y por fortuna, en Montmartre aún continúa la tradición en las que son las viñas urbanas más cuidadas y fotografiadas del mundo, y además dan un vino aceptable, eso sí muy caro por su rareza y escasez, apenas 300 botellas al año. Su vendimia en octubre es toda una fiesta, con un desfile más que pintoresco por los alrededores del monte bohemio por antonomasia.

100_cosas_sobre_paris_que_deberias_saber_626595768_650x

Maxim´s era a mediados del siglo XX el restaurante más famoso del mundo. Marlene Dietrich o María Callas y Aristóteles Onasis ocupaban sus mesas más elegantes, los cuales sólo tomaban el relevo a los personajes más ilustres de la Belle Époque que inundaron en el 1900 sus salones Art Decó. Por no hablar de que los alemanes hicieron de él su sitio predilecto durante la ocupación de París en la II Guerra Mundial. Pero no muchos saben que en su interior se halló un pequeño tesoro mientras unos obreros tocaban los cimientos del edificio en la década de 1950, joyas, diamantes, rubíes y hasta luises de oro.

100_cosas_sobre_paris_que_deberias_saber_972209390_650x

El Hôtel de Ville fue el telón de fondo de una de las fotos más icónicas del siglo XX, un beso fugaz capturado por Robert Doisneau. Un paisaje urbano que ardió hasta los cimientos durante La Comuna de París en 1871 y que fue reconstruido con gran fidelidad una vez las aguas volvieran a su cauce.

100_cosas_sobre_paris_que_deberias_saber_889787601_650x

El hotel Lutetia fue el elegido por los oficiales alemanes para situar su centro de operaciones y recreo en París durante su ocupación en la II Guerra Mundial.

100_cosas_sobre_paris_que_deberias_saber_97527096_650x

Parte de la decoración del restaurante Le Grand Vefour tiene más de 200 años y está inspirada en los placeres de la gastronomía parisina. Placeres que en este templo de la restauración siguen ‘regalándose’ con un punto de innovación y bajo el auspicio de varias estrellas Michelin. Por él han pasado a lo largo de su historia grandes personalidades de la historia de Francia, como Victor Hugo o Napoleón Bonaparte. Si quieres emularlos te aconsejamos que empieces a ahorrar desde ya, pero lo cierto es que merece la pena probarlo, al menos una vez en la vida.

Via: Traveler

 

Escribe un comentario

Colaboradores