Coronavirus y la dieta de los chinos

 

El número de casos de coronavirus en todo el mundo roza ya los 18.000. Se estima que más del 70% de las infecciones emergentes en humanos provienen de animales, particularmente de animales salvajes. En este país han muerto, según las autoridades, 362 personas y hay 60 millones de personas aisladas. Las atestadas y bulliciosas ciudades chinas están vacías, como si no viviera nadie ellas. Coronavirus y la dieta de los chinos.

Esta epidemia con origen en China es ya global y continúa extendiéndose por todo el planeta. 

Los científicos sospechan que fue en un mercado de mariscos de la ciudad china de Wuhan donde se originó el brote del coronavirus, que ya le ha cobrado la vida a cientos de personas. El mercado era conocido por el comercio ilegal de animales salvajes como serpientes, mapaches y puercoespines, murciélagos, perros, guardados en jaulas para ser vendidos como alimento o medicina, hasta que tuvo que cerrar pues toda la provincia fue puesta en cuarentena.

 

 

Prohibición temporal

Funcionarios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) han dicho que es muy probable que la fuente principal del coronavirus sean los murciélagos.

Sin embargo, se cree que el virus saltó a otro animal, que aún no se ha identificado, antes de infectar a los humanos.

China es el mayor consumidor mundial de productos de animales salvajes, tanto legales como ilegales y con dudosas medidas sanitarias.

Qué le hace el coronavirus al cuerpo y qué pasó con los primeros pacientes que sufrieron la enfermedad

 

 

Se sabe que restaurantes en varias regiones de China sirven platos como sopa de murciélago (con todo el murciélago), sopa hecha con testículos de tigre o partes del cuerpo de la civeta de palma. La cobra frita, la pata de oso estofada, el vino elaborado con hueso de tigre también están en el menú de los restaurantes de alta categoría.

«Esta crisis de salud debe servir como una llamada de atención», dijo el World Wide Fund for Nature (WWF) en un comunicado. La organización agregó que hoy existe la necesidad de «poner fin al uso no sostenible de animales en peligro de extinción, como mascotas exóticas, para el consumo de alimentos y por su valor medicinal».

El gobierno chino, sin embargo, ha dejado en claro que la prohibición será temporal. Es decir, que el problema puede volver.

Coronavirus y la dieta de los chinos

BBC

 

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN