Cordero a fuego lento con cebolla, tomillo y balsámico

 

Cordero a fuego lento con cebolla, tomillo y balsámico. En este asado de cordero apuesto por una combinación de cebollas, tomillo y una sorprendente cantidad de vinagre balsámico.

Sin embargo, al principio no te preocupes por cómo pueda saber la carne, se cocina durante varias horas, durante las cuales el vinagre se suaviza y se convierte en un glaseado espeso, sabroso y ligeramente dulce.

Ingredientes:

  • 1 cuarto de cordero delantero
  • 8 ramitas de tomillo fresco
  • 8 cebollas pequeñas, enteras y peladas
  • 250 ml de vinagre balsámico
  • 2 cabezas de ajo, peladas
  • aceite de oliva
  • sal marina
  • pimienta negra

Elaboración del cordero a fuego lento: 

Precalentamos el horno a 180ºC

Frotamos el cordero con un poco de aceite de oliva y sazonamos con sal y pimienta. Ponemos un poco más de aceite de oliva en el fondo de una fuente de horno con las cebollas, el ajo y el tomillo, y colocamos el cordero encima. Cocinamos en el horno durante 15 minutos o hasta que el cordero y la cebolla tomen color

Retiramos la fuente del horno. Bajamos el horno a 110ºC. Cubrimos con papel de aluminio y cocinamos durante aproximadamente 4 horas.

Pasado este tiempo, retiramos el ajo y las cebollas de la olla y reservamos. Agregamos el vinagre balsámico y continuamos cocinando durante 1-1 / 2 horas más, sin la tapa puesta. Vertemos los jugos sobre el cordero cada 20 minutos.

Agregamos las cebollas y transferimos de nuevo el cordero al horno a fuego lento para reducir el exceso de líquido.

Para servir, cortamos el cordero en 4 raciones. Servimos con las cebollas y un puré de patata aparte.

Cordero a fuego lento con cebolla, tomillo y balsámico

¡Está sorprendente muy rico, gusta a todos!!!

Este plato lo comí en el Rte. Tom’s Kitchen en Londres. Hoy lo comparto contigo.

 

Escribe un comentario

Colaboradores

Tu frutería de calidad
Tu frutería de calidad
DELICATESSEN