Consejos para una barabacoa perfecta

Consejos para una barabacoa perfecta

 

Consejos para una barabacoa perfecta. Cuando llega el buen tiempo, preparar una parrillada es una de las actividades preferidas de muchas familias. Es la ocasión perfecta para probar una variedad de cortes de carne, con diferentes texturas y sabores que provocan una gama de sensaciones deliciosas.

Es muy común escuchar consejos para preparar una parrilla perfecta, la mayoría de las veces estos consejos suelen ser poco prácticos.

Esta tarde os muestro una serie de consejos para preparar una buena parrillada o barbacoa como la llaman los norteamericanos.

¡Tómalos en cuenta y apreciarás la diferencia!

10 Consejos para una barabacoa perfecta

1. Un carnicero de confianza. Compra la carne en una buena carnicería, un carnicero que te de confianza. Evita las carnes preparadas en bandejas porque los empaquetados de plástico mantienen la humedad.

2. Compra carne de la mejor calidad. Te recomiendo, comprar carne que esté certificada con denominación de origen; preferiblemente,

3. Busca carne marmoleada. Las rayas blancas finitas de grasa inflitradas a lo largo de la carne constituyen el llamado «marmoleado», el cual mantiene la carne jugosa y rica. Además, la grasa da sabor.

4. Evita la carne fría. Saca la carne de la nevera unos 20 minutos antes de asarla, para que se ponga a temperatura ambiente. La carne muy fría no logra cocinarse uniformemente.

5. Prepara tus herramientas. No se necesitan utensilios de cocina muy elaborados para asar una deliciosa carne. Solo la parrilla, unas pinzas, y un pincel.

6. Siente el calor. Dale suficiente tiempo al fuego de la parrilla para precalentarse. Si está lo suficientemente caliente, no deberías ser capaz de mantener la mano a unos centímetros de las rejillas de la parrilla por más de dos minutos.

7. No muevas la carne prematuramente. Deja que se dore por afuera antes de moverla o voltearla. Si intentas levantar la carne antes de que esté lista, va a pegarse en las rejillas.

8. Tócala para sentir el punto justo. Comprueba el punto de cocción con una herramienta muy a mano: tu dedo. Un carne cruda se siente suave y esponjosa, una sin ternminar de hacer se levanta un poco al tocarla, y una bien asada se siente firme.

9. No dejes que se pase.  Es preferible equivocarse sirviendo la carne menos asada que muy asada. Siempre puedes volver a ponerla en la parrilla si quedó demasiado cruda.

10. Déjala reposar. Una vez que la carne se saca de la parrilla, déjala reposar al menos 5 minutos antes de cortarla. Esto le dará oportunidad a los jugos de quedarse bien dentro de ella.

 

Te puede interesar: Qué vinos debes beber cuando hagas una barbacoa

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN