Cómo conservar las frutas durante más tiempo

 

Las frutas no soportan bien el calor y pueden estropearse rápidamente. Además de perder el sabor y los nutrientes: hoy os muestro los métodos correctos para preservarlos de manera efectiva. Cómo conservar las frutas durante más tiempo

Durante el verano, nuestras frutas y verduras no siempre tienen buena presencia, incluso  podemos llegar a ver algunos mosquitos. Y por una buena razón, han estado mal conservadas y se pudren demasiado pronto. Con estos siete consejos prácticos, no tendremos miedo de ver cómo estos productos de temporada terminan en la basura antes de ser consumidos.

Cómo conservar las frutas

Comprar regularmente

Se trata de organización en el momento de la compra. «Es mejor comprar productos frescos regularmente que mantenerlos demasiado tiempo en casa al haber hecho la compra para toda la semana», Al reducir las cantidades y aumentar nuestras visitas a la frutería evitamos acumular y, por lo tanto, tener que tirar nuestras frutas y verduras. Este consejo es básico.

Frigorífico: solo si están maduras.

Con demasiada frecuencia, colocamos erróneamente estos productos en la nevera . «Esto último frena la evolución de las frutas y verduras, además el frío altera su sabor», Si alguno de estos alimentos corre el riesgo de pudrirse y deseas conservarlos durante unas horas más antes de comerlos, podemos pasarlos al frigorífico, pero solo si están listos para comer. Se cuidadoso de consumirlos rápidamente.

Consume primero los productos más maduros o ligeramente dañados.

Solo se necesita un albaricoque dañado para que se «contamine» a todos los demás. «Las frutas que están marcadas o rayadas son las que se pudrirán primero», ten presente consumirlas primero o integrarlos en una receta como una tarta o una compota

Utiliza una película de papel film para los productos iniciados.

«Estoy pensando, por ejemplo, en melón o sandía. Si no se inician, se mantienen fuera del refrigerador. Por otro lado, si queda una buena parte , colocamos una película de papel film en la pulpa, sin envolver toda la fruta, para que no se oxide en contacto con el aire. Luego, ponemos en la nevera para degustar al día siguiente «.

Usa un corcho

Cortado por la mitad y colocado en el frutero, el corcho absorberá humedad de las frutas y verduras, responsables de la podredumbre. Además, el olor que desprende repele los mosquitos. Mejor conservados y sin una horda de pequeños insectos, podemos apreciar tranquilamente el sabor de nuestros productos frescos.

Aislar los alimentos demasiado maduros

Plátano maduro. El plátano es una de esas variedades climatéricas, que no es bueno colocar junto a otras frutas en la canasta.

Hay frutas que no son muy sociables y que, en la cesta, no se pueden mezclar con otras variedades. Después de la recolección, algunas continúan madurando y liberando, por lo tanto, etileno, una hormona vegetal. La pera, el plátano, el tomate , o incluso el melón, son climateriales, es decir, sensibles a este gas. Como resultado, su evolución se acelera y madura más rápidamente. Ten cuidado de no deslizar estas frutas demasiado maduras con otras, se colocarán en un segundo recipiente antes de consumirlas rápidamente.

Organiza tu cesta de frutas.

Último consejo y no menos importante. Para que nuestras pequeñas frutas delicadas ya no se reduzcan a compota al imponer vegetales encima, reorganizamos nuestra canasta. Tenemos que tener cuidado de no dañar los distintos alimentos colocando la más pesada (sandía, coco, cítricos) en el fondo de la cesta y la más frágil (frambuesas, fresas, uvas, nueces) encima.

Cómo conservar las frutas

Foto: Pixabay

 

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN