Cómo hacer compota de ruibarbo

 

Compota de ruibarbo. La compota es muy fácil de hacer, el proceso es una fruta a cocción lenta en un jarabe de azúcar. Funciona bien para el ruibarbo solo o para una combinación de ruibarbo y frutas suaves o especias.

Rara vez hay recetas estrictas para algo tan informal como una compota y hay poco margen de error. Se sirve fría o caliente, acompañada de yogur, con un toque de natillas o como aderezo afrutado para un bizcocho, pastel de pan o bollo.

Ingredientes:

  • 500 gramos de ruibarbo
  • 100 gramos de azúcar

Elaboración:

Cortamos aproximadamente el ruibarbo en trozos uniformes, aproximadamente 2 cm de largo

Colocamos en una cacerola a fuego medio con el azúcar y 50 ml de agua y cubrimos con una tapa

Cocinamos durante 15-20 minutos, removiendo ocasionalmente, hasta que el ruibarbo se haya descompuesto por completo

Variaciones:

Para sabores adicionales se pueden agregar o infundir fácilmente en la compota, el jengibre fresco y la cáscara de naranja o las especias como la vainilla y el anís estrellado.

Experimenta agregando otras frutas y bayas a la cacerola, como las fresas .

El agua en la receta se puede intercambiar por otros líquidos como el jugo de naranja o el jugo de limón. Ten en cuenta que afectará la dulzura, por lo que debes ajustar la cantidad de azúcar que se agrega según sea necesario.

Sugerencias:

Una compota es un excelente ingrediente para el desayuno cuando se sirve con yogurt y granola. Haz un postre rápido y fácil con una bola de helado o una crema e incluso en una hoja de hojaldre y horneada en una galette.

La compota puede ser incluso una deliciosa forma de introducir nuevos sabores en un postre estilo esponjoso, como las mousse.

Cómo hacer compota de ruibarbo

¡Te va a encantar, es deliciosa y está fantástica!!!

 

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN