¿Compartir el postre con vosotros? «no gracias»

 

¿Compartir el postre con vosotros? «no gracias». ¿Cuantas veces te habrán preguntado en torno a una mesa “vais a querer postre?” ¿Muchas verdad? quizás en alguna ocasión seas el único en responder; una vez que te veías a ti mismo saboreando ese delicioso postre tan esperado aparece el iluminado de tu amigo Manolo para arrojarte un cubo de agua fría con su maldito “¿por qué no pedimos dos postres para compartir?”.

Da igual que estéis ocho personas, diez o el vestuario entero del Real Madrid; tu amigo el listillo siempre sugerirá menos de los necesarios porque “estamos ya llenísimos”. Y es que ahí, justo en esa coletilla, está el diablo.

Podría haber dicho que a él no le apetece, que no le gusta el dulce o que un tocino de cielo mató a su padre y violó a su madre y que por eso él no quiere postre. Pero no. Prefiere hacer referencia a lo lleno que estáis, a lo mucho que habéis comido y a lo insensato que sería pedir más de dos tristes postres; construyendo así una barrera inquebrantable con la que, cualquier sugerencia que tú hagas para indicar que a ti te gustaría no tener que compartir TU postre, te convertirá automáticamente en el ansioso de la mesa, el zampabollos que todavía puede comer más porque pasaba hambre de pequeño o todo lo contrario.

Algunos dirán que no es una cuestión de peso, de estar llenos o de calorías, casualmente lo dirán los que no han visto un gramo de grasa en su vida e invierten siete horas semanales en el gimnasio, sino económica. Al parecer, los postres son, junto a las bebidas, lo más caro de todo lo que puedes pedir en un restaurante. Pero el vino bien que se lo han bebido sin meter morro en la copa de otro. ¿Por qué tengo que tomar el postre junto con las babas de los demás, por qué?. ¡Que he hecho yo para merecer esto!

¿Compartir el postre con vosotros? «no gracias»

Revélate y da un golpe en la mesa para reclamar la parte de esta tarta que te corresponde. Luchemos unidos en esta importante guerra a favor del postre unipersonal. Porque si no nos queda ni eso ¿qué nos va a diferenciar de los animales? Es cuestión de higiene ¿te parece poca razón?

Foto: Masterfile 

 

2 Comentarios

  1. Comparto todo en mi vida menos el postre, si alguien me dice dame un poco de tu postre, automáticamente digo no!!! es mas, suelo advertirlo cuando pedimos el postre, mis amigos lo saben y ya no les sienta mal

  2. Es que es una cuestión de higiene Aurora. No debería sentarle mal a nadie, pero a algunos no les parece bien, te llaman escrupuloso.
    Saludos.

Escribe un comentario

Colaboradores

Tu frutería de calidad
Tu frutería de calidad
DELICATESSEN