¿Cómo será la comida que viene?

¿Cómo será la comida que viene?

Así como en un comienzo se asociaba al microondas con el cáncer, el miedo que generan los alimentos modificados genéticamente  en los consumidores irá cediendo en un futuro cercano.

El periodista Josh Schonwald, autor del libro La comida del futuro, dice que comeremos zanahorias rojas inoculadas con licopeno, el pigmento antioxidante que se encuentra naturalmente en tomates o sandías; o amarillas debido al beta caroteno, o incluso violetas en el caso de que se le haya agregado el pigmento de los arándanos, el anthocyanin.

 

También comeremos lechugas rosadas con el aderezo incorporado o plátanos que tendrán gusto a helado de vainilla. En su blog Curiouscook.com Mc Gee dedicó dos post a los avances que están haciendo científicos de las universidades de Michigan y Rutgers respecto a los tomates saborizados. A partir de ingeniería genética pudieron transferir un gen de la albahaca a la planta de tomate; el resultado fueron frutos más pálidos pero más ricos en sabor y aroma.

Cuando los dieron a probar a ciegas, más de la mitad prefirió el tomate de ingeniería antes que el natural. “Estos experimentos son un presagio de lo que viene: una nueva era de modificación vegetal en la que las combinaciones creadas por chefs van a ser recreadas por los agricultores desde la planta misma”.

Vía: Planeta Joy

Escribe un comentario

Colaboradores

Tu frutería de calidad
Tu frutería de calidad
DELICATESSEN