Cómo se hace la mejor hamburguesa

Así es cómo se hace la mejor hamburguesa según el chef considerado como el que más sabe de hamburguesas del mundo. Shane McMahon cuenta para GQ Cómo se hace la mejor hamburguesa. Merece la pena seguir sus consejos para poder disfrutar de una hamburguesa de las de verdad.

GQ: Shane, ¿qué hace que una hamburguesa sea perfecta?

Shane McMahon: La hamburguesa, en sí misma, es una filosofía. Lo más importante, por supuesto, es la carne. Una hamburguesa normal es sin cebolla, huevo y todas esas cosas. Simplemente, carne pura con la cantidad correcta de grasa (no menos del 30%). Paso la carne dos veces por la máquina de picar, así se vuelve más fina y se une mejor. Si la carne está congelada, tampoco está mal, porque se mantiene más compacta en la parrilla.

La calidad de la carne es, obviamente, muy importante: un poco de maduración en seco nunca está de más, pero debe tener el mismo sabor que la carne de vacuno. Como irlandés, estoy muy malcriado en este sentido, porque nuestros animales pasan todo el año pastando y comiendo hierba fresca.

GQ: ¿Qué tipo de especias pertenecen a la carne?

S.M.: Sal y pimienta, nada más. La sal también es muy importante.

GQ: ¿Cuál es el punto de la hamburguesa perfecto?

S.M.: De ninguna manera poco o medio hecho. Lo mejor es punto medio o punto más. Así, además, estamos seguros desde el punto de vista de la salud.

GQ: ¿Qué tipo de guarnición se permite con la hamburguesa?

S.M.: El clásico es el ketchup. También puede ser un poco de mostaza, cebollas ligeramente cocidas al vapor o un buen cheddar irlandés. Pero no se deben añadir demasiadas cosas, porque el centro de atención debe seguir siendo la carne. No me gustan las hamburguesas en las que la salsa o la guarnición son demasiado protagonistas.

GQ: ¿Qué papel juega el pan de las hamburguesas?¿Debes hornearlo tú mismo?

S.M.: Soy bastante honesto: nosotros mismos hacemos casi todo en mi restaurante, y esto incluye hornear nuestro propio pan. Pero el panadero de mi zona me da los bollos de hamburguesa, porque tiene un pan de hamburguesa sensacional y yo no puedo hacerlo más barato. No obstante, también hay bollos muy buenos en el supermercado, pero nunca deberían ser los secos de sésamo que se rompen enseguida. El brioche también es una buena opción, porque se ablanda pero no se rompe. No hay nada peor que una hamburguesa donde todo se rompe.

Entrevista concedida a GQ

Foto: Pablo Mercán Montes / Unsplash

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN