Cómo preparar y degustar una tabla de quesos

 

Cómo preparar y degustar una tabla de quesos. Según la RAE el queso es un “producto obtenido por maduración de la cuajada de la leche con características propias para cada uno de los tipos según su origen o método de fabricación”. Pero, ¿cómo preparar y degustar una tabla de quesos perfecta y sugerente?

¿Existe una fórmula para seducir a los paladares más exigentes?

 

 

Una tabla de quesos tradicional tendrá los quesos uno al lado del otro, listos para que los invitados los corten. Pero puedes divertirte arreglando los quesos a medida que los traen a la mesa también. “Juzgo una tienda de quesos todos los años y obtengo mucha inspiración de ella”.

 

 

Por ejemplo, si tienes una buena cuña triangular de algún queso, colócala boca abajo para que la punta sobresalga en el aire, o si tienes unas ruedas de queso blando, apílalas una encima de la otra. Cuanto más grandes sean tus trozos de queso, más fácil es comenzar a jugar con la forma en que se colocan en la tabla “. Una vez que estés satisfecho con la forma en que se ven, agrega tus boles de chutney, galletas saladas, higos y cualquier otro acompañamiento, y te sentirás el orgulloso creador de una hermosa y atractiva tabla de quesos. Después de esto, todo lo que queda por hacer es devorarlos.

 

 

Es muy frecuente que a la hora de degustar una tabla de quesos, muchas veces por desconocimiento, los comamos desordenadamente.

Para degustar correctamente los quesos, lo mejor es comenzar por los más suaves y luego por los más especiados, para no contaminar el paladar con el sabor de estos últimos.

El número de tipos de quesos ideal para presentar una tabla va desde los 3 tipos diferentes hasta los 7.

¿Cuantas variedades y cuales podemos elegir para una tabla de quesos? 

A partir de cuatro variedades ya se puede considerar una tabla de quesos, los expertos queseros coinciden en que siete u ocho quesos es lo ideal. Tienen que ser “cada uno de una familia quesera distinta. Es decir, quesos diferentes y complementarios entre sí“.

Así, en una tabla no pueden faltar los quesos de pasta cocida, como los suizos Gruyère o Emmentaler; los de pasta blanda enmohecida, como el Brie o el Camembert; los de pasta prensada o pasta dura, que suelen dar un toque más salado; los de pasta blanda; los olorosos de pasta blanda y corteza lavada, como el Bonsecours belga; y los quesos de pasta azul, como, por ejemplo un Stealton.

Esta combinación de quesos la vamos a acompañar de una confitura de higos y unas tostaditas de pan y por supuesto de un buen vino.

Cómo preparar y degustar una tabla de quesos

El queso comparte casi las mismas propiedades nutricionales con la leche, excepto porque contiene más grasas y proteínas concentradas. Además de ser fuente proteica de alto valor biológico, se destaca por ser una fuente importante de calcio y fósforo, necesarios para la remineralización ósea.

¡Espero os sean útiles estos consejos!!!

 

5 Comentarios

  1. […] Como preparar y degustar una tabla de quesos [ https://www.alacartaparados.es ] […]

  2. Me pierden los quesos, creo que me gustan todos!!!cuando viajo me gusta probar los de otros paises. Me gustan acompañados de mermeladas dulces, o uva, son una buena manera de acabar una comida.

  3. Lo más lógico es empezar por los suaves, para que se puedan degustar mejor, aunque a veces se degustan más anárquicamente.
    Besos.

  4. Revisa este termino que habéis utilizado¨leche enmohecida¨,deduzco que es un error,saludos
    joan

  5. Cierto Joan, a sido un error, es fermento autóctono de leche cruda. Ya está corregido. Gracias por avisarme.
    Un saludo.

Escribe un comentario

Colaboradores

Tu frutería de calidad
Tu frutería de calidad
DELICATESSEN