Cómo invitar a tus suegros a comer y sorprenderlos

 

Cómo invitar a tus suegros a comer y sorprenderlos. Ella siempre será tu invitada más crítica. No intentes competir con su cocina, con sus recetas ¡Ni se te ocurra! Él seguramente sabe de vinos y cavas.

Informate antes de nada, Averigua qué platos les gustan más y cuáles menos o nada de nada. Que te asesore tu pareja que los conoce desde su más tierna infancia.

Cómo invitar a tus suegros a comer

Hazte con una agenda para organizarte. Anota cuándo debes hacer la compra de los productos y cuándo se pueden elaborar, ya que hay platos que pueden necesitar un día de reposo. En el terreno decorativo esmérate en la decoración, mantelería siempre blanca, los platos resaltan mucho más sobre un mantel blanco inmaculado, huye de los estampados. Las servilletas también blancas, dan sensación de limpieza, hay que tener en cuenta que van a la boca para limpiarnos, y esa sensación de limpieza que da el blanco se agradece.

Pon en el centro de la mesa unas pocas y sencillas flores, en la sencillez está el buen gusto, si es una cena pon velas. Un candelabro queda muy elegante.

Una compra básica

Contar con unos básicos como cavas, vino, jamón, langostinos, queso, frutos secos, unos ahumados puede ser una buena base para el éxito.

Recibimiento

Cuando llegan los suegros o invitados debes tener todo preparado. Estar poniendo la mesa cuando estos entran no es muy elegante.

Cava

Para marcar la diferencia, puedes recibirlos con una copa de cava. Después, no podrá faltar un brindis por todos los buenos deseos. Eso sí, debe servirse entre 7 y 9 grados, ya que si se sirve demasiado frío se alteran sus aromas y su característica efervescencia, por lo que hay que evitar meterlo al congelador.

El menú

Hay que ser previsores para no preparar ni poca ni mucha comida. Es momento de deleitar a los invitados con nuestras mejores recetas pero no es recomendable innovar, puesto que puede que no salgan bien. Optar por unos buenos menús para llevar también es buena opción.

Caprichos para uno mismo

Sentirse bien con uno mismo es el primer paso para disfrutar de la compañía de los demás, así que es el momento de darse un capricho: comprarse ropa, descansar para hacer frente al ajetreo propio estas celebraciones, hacer una visita a la peluquería, darse un masaje…

La diferencia está en los detalles

Elaborar regalos personalizados y otros detalles harán de la fiesta una jornada única.

Cómo invitar a tus suegros a comer

Foto: ellahoy

 

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN