Cómo hacer vino caliente casero

El vino caliente se conoce desde épocas medievales, cuando las especias eran probablemente utilizadas para enmascarar el sabor del alcohol de mala calidad que había entonces. El Glühwein, que en español se dice vino caliente, es una bebida alcohólica alemana que se compone principalmente de vino caliente con especias ya se elaboraba en el siglo XV. En el Reino Unido fue la famosa Mrs Beeton la que popularizo su receta de vino caliente por primera vez en 1869. Cómo hacer vino caliente casero.

Ingredientes:

  • 1 botella de vino tinto de buena calidad
  • 75 gramos de azúcar morena
  • 1 rama de canela
  • 2 tiras de corteza de una naranja
  • 2 tiras de corteza de un limón
  • 2 estrellas de anís
  • 3 clavos
  • una cucharadita de  Grand Marnier
  • 25 gramos de arándanos (opcional)

Elaboración:

Ponemos todos los ingredientes en una cazuela y cocemos a fuego muy suave hasta que el azúcar se haya disuelto.

Cocinamos durante 20 minutos, asegurándonos de no dejar que hierva, ya que se quemaría el alcohol.

Servimos de inmediato para tomarlo caliente.

Para conservarlo, lo colamos y guardamos en una botella. Servimos acompañado de galletas, pastas de te o turrones.

Cómo hacer vino caliente casero

Es un vino que se toma durante los meses de otoño e invierno. Se puede comprar por las calles durante las fiestas navideñas en países como Alemania y Hungría. Y se toma habitualmente en las reuniones de amigos y familiares en Inglaterra durante las fiestas navideñas y de año nuevo.

En esta época del año apetecen bebidas calientes y ricas que nos aporten al cuerpo la energía suficiente para afrontar un largo día. El vino caliente en Europa puede llamarse de diferentes formas como: vino quemado, vino caliente o vino encendido. Ya lo tomaban los romanos como una bebida relajante, ya que produce una sensación de relajación y bienestar e incluso el cuerpo humano descansa mucho mejor (siempre claro esta tomándolo en cantidades no excesivas). Muchos lo preparan con miel , llevando a cabo la elaboración que hacen en Polonia. Quizás la receta más conocida es la que proviene de Alemania: clavo, anís, naranja, canela y vino. Otros conocen esta receta como ponche sueco, llegándose a incorporar el ron como tal.

 

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN