Cocina española: más tradición y menos florituras

 

Cocina española: más tradición y menos florituras. Lo piden y exigen los mejores cocineros y expertos del sector españoles reunidos por la asociación de hosteleros de Madrid La Viña. Tenemos hoy la mejor gastronomía del mundo y se merece que la respetemos y dejemos de extranjerizarla. ¡El culto por la tradición deben imponerse!.

Autenticidad

En un panorama en el que las cartas están plagadas de pulpo a la brasa, tartar de salmón con aguacate y ceviche, los cocineros españoles reclaman «la autenticidad frente al corta y pega». Un buen escabeche, un fantástico calamar frito, unas croquetas bien hechas o la cocina de raíces marcada por lo regional y la temporada se quieren imponer a las tendencias foráneas, que bien ejecutadas aportan, pero que replicadas o copiadas sin autenticidad, cansan y aburren.

Los ches españoles de más prestigio lo vienen reclamando a gritos: más protagonismo y respeto por el producto que de la técnica. Son algunas de las tendencias que se están imponiendo. Respeto por la tradición y el producto.

La tradición recobra protagonismo, el que se merece

Es fácil encontrar un dumpling en vez de una empanadilla en un bar, pero para muchos hosteleros sorprender no es ofrecer al comensal algo que no haya probado nunca, sino extasiarle con algo que haya comido siempre pero que esté realmente bueno, como un flan o una tortilla de patatas bien hecha.

Reunidos por la asociación de hosteleros de Madrid La Viña, los chefs estrella Michelin David Muñoz (DiverXO), Paco Roncero (La Terraza del Casino), Iván Cerdeño, Aurelio Montes (Cebo) y Juan Antonio Medina (A’Barra), y Roberto Cabrera (Huerta de Carabaña), Pepa Muñoz (El Qüenco de Pepa), Antonio Cosmen (Cruz Blanca Vallecas) y Elisabeth Horcher (Horcher) nos aportan algunas de las claves para mejorar la situación actual de la gastronomía española.

Lo viene diciendo desde hace mucho tiempo entre otros David Muñoz, con una larga lista de espera en su DiverXO, 3 estrellas Michelín: «Estoy obsesionado por hacer cosas únicas, por abrir un camino nuevo en el que nada se parezca a nada». En su caso, una fórmula de éxito que combina creatividad, audacia y producto.

La creatividad de vanguardia pierde fuelle

Hace tiempo que se debate sobre la postvanguardia tras el cierre de elBulli en 2011, que impuso a la alta cocina un ritmo frenético de creatividad, y muchos cocineros se han quitado la losa de crear cada temporada un largo listado de platos nuevos de vanguardia pero con raciones exiguas y a veces hasta ridículas. No obstante, la cocina contemporánea no renuncia a las técnicas que han posicionado a la gastronomía española internacionalmente. Pero todo en sus justos términos.

Cocina española: más tradición y menos florituras

Foto bonito del norte: Consorcio

 

Escribe un comentario

Colaboradores

Tu frutería de calidad
Tu frutería de calidad
DELICATESSEN