Cinco recetas de verano de la despensa de Aragón

 

Para sobrevivir a las altas temperaturas, es fundamental llevar una buena alimentación con base en la huerta de temporada. Cinco recetas de verano 

Cuando los termómetros superen la cuarenta durante las horas de sol. son esenciales la hidratación y la alimentación, pero no siempre sabemos dar con las mejores recetas para combatir el calor, sin perder demasiado tiempo en la cocina, por lo que muchos optan por productos precocinados. Sin embargo, gracias a lo variado de la despensa aragonesa de temporada, se pueden preparar numerosos platos en poco tiempo que, además de hacer las delicias de los paladares mas exigentes, no nos obligarán a estar demasiado tiempo frente al fuego.

Cinco recetas ‘made in’ Aragón para verano

Gazpacho de melocotón

Las sopas frías siempre son una buena opción para las comidas estivales, pero abusar de las preparadas a base de tomate puede llegar a aburrir (y mucho) al paladar de cualquiera. Por eso, para hacer honor a la fruta aragonesa de temporada, qué mejor que preparar un gazpacho de melocotón de Calanda. Para hacerlo, solo hay que batir tres piezas maduras junto a dos tomates pequeños, medio pimiento rojo, un diente de ajo, dos rebanadas de pan duro, aceite de oliva y un buen chorro de vinagre de Jerez; y decorar después con taquitos de jamón de Teruel. Eso sí, antes de disfrutarlo, conviene dejarlo reposar y enfriar en la nevera, al menos, dos horas. 

Tartar de ternasco

Acompañado de un entrante ligero, este tartar hace las delicias de los amantes del cordero. Solo hay que disponer de una buena pieza de lomo de ternasco de Aragón IGP, que se picará en dados cómodos para disfrutar de un bocado y que se mezclará con cebolla de Fuentes, pepinillo, alcaparras y cebollino, también picados. Después, habrá que dejar macerar este conjunto en una salsa a base de yemas de huevo, mostaza, kimchi, zumo de lima y salsa perrins. Así, solo quedará montar esta delicia y disfrutar del sabor más aragonés.

Ensalada caprese de tomate rosa.

Caprese de tomate rosa

En menos de diez minutos se puede preparar esta deliciosa ensalada de inspiración italiana, pero ‘made in’ Aragón. El protagonista es, en este caso, el tomate rosa de nuestra huerta, que habrá que cortarlo en rodajas y disponerlas en una fuente, alternándolas con mozzarella o burrata. Para el aliño, en lugar de optar por el clásico AOVE y vinagre de Jerez, hay que preparar un pesto casero a base de aceite de oliva, hojas de albahaca frescas, un diente de ajo, queso parmesano al gusto, piñones y sal. Tras rociar la salsa por la fuente con el tomate rosa, solo queda disfrutar de este bocado saludable y muy veraniego.

Helado de azafrán

El azafrán del Jiloca es conocido por la calidad de sus propiedades organolépticas, desde el aroma hasta el sabor que confiere a cualquier plato, incluyendo las propuestas más dulces. Así, se puede preparar en casa un helado casero muy aragonés si hervimos leche con azafrán, mientras se mezcla en un bol azúcar, yemas y aceite de oliva; después se unen ambas preparaciones y se congelan, removiendo de vez en cuando la mezcla para que no cristalice.

Helado de chocolate

Helado de chocolate y AOVE

Para los que no entienden el postre si no hay chocolate, este helado casero potencia lo mejor del cacao gracias a su mezcla con aceite de oliva de las almazaras del Bajo Aragón. Y es que este oro líquido trabaja como grasa en esta receta, dándole una textura cremosa y fina y, además, potenciando los sabores. Así, solo hay que infusionar la leche con vainilla y azúcar, para, después, mezclar con el AOVE montado con la nata y el azúcar glas. Solo quedará congelar la mezcla, removiéndola cada hora para que no cristalice, y ya estará lista para disfrutar y acompañar cualquier plato de la repostería tradicional.

Cinco recetas de verano

 

Escribe un comentario

Colaboradores

Tu frutería de calidad
Tu frutería de calidad
DELICATESSEN