Carpaccio de ternera con ensalada

 

Vamos a cocinar un exquisito Carpaccio de ternera con ensalada. El secreto de un carpaccio radica en un buen afilado del cuchillo, una herramienta vital para lograr un buen fileteado de la carne. La buena calidad de la carne de vacuno es otra clave muy importante, ya que el sabor de la carne debe destacar por sí misma con sabores y condimentos mínimos.

Un fantástico comienzo de la cena que puede ser cortado en lonchas y servido en cuestión de minutos.

Ingredientes:

Para el carpaccio;

  • 400 gramos de solomillo de ternera
  • sal marina
  • pimienta
  • aceite de oliva
  • 15 gramos de hojas de tomillo fresco
  • 4 ramitas de perejil
  • 4 ramitas de estragón

Para la ensalada;

  • 2 cebollas rojas, peladas cortadas por la mitad y en rodajas finas
  • 4 cucharadas de vinagre de vino tinto
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 100 gramos de judías verdes
  • 1 manojo de berros
  • aceite de oliva virgen extra
  • el  jugo de 1 limón
  • sal marina

Elaboración del carpaccio de ternera con ensalada:

Frotamos la pieza de solomillo con un poco de aceite de oliva, a continuación, lo ponemos en una sartén de fondo grueso a fuego alto y doramos rápidamente el exterior, girándolo para que nos quede uniformemente dorado.

Transferimos a la nevera para que se enfríe rápidamente. Una vez frío, retiramos de la nevera y lo colocamos sobre un trozo de papel de aluminio. Salpimentamos, a continuación, picamos el estragón, el perejil y el tomillo y extendemos las hierbas uniformemente sobre la carne.

Una vez que la carne ha sido uniformemente cubierta de hierbas y condimentos envolvemos la carne firmemente en el papel de aluminio y ponemos de nuevo en la nevera durante 24 horas, lo que permite que la carne absorba todos los sabores de las hierbas

Mezclamos el vinagre de vino tinto y el azúcar en un bol junto con las cebollas en rodajas y dejamos macerar durante 24 horas.

Pasadas las 24 horas retiramos la carne de la nevera y limpiamos el revestimiento de hierbas con un trozo de papel de cocina. En una tabla de cortar y con un cuchillo bien afilado cortamos la carne en láminas lo más finas posible, manteniendo las piezas enteras si es posible

Para la ensalada, llevamos un pequeño recipiente con agua a ebullición y cocemos las judías verdes al dente. Escurrimos y refrescamos en agua helada.

Escurrimos las cebollas rojas marinadas y mezclar con las judías verdes y los berros en un bol. Añadimos una buena cantidad de aceite de oliva virgen extra, un chorrito de zumo de limón, y sazona con sal al gusto.

Para servir, disponemos las rodajas de carpaccio alrededor del exterior de una fuente grande de la porción o en platos individuales, si se prefiere, y ponemos la ensalada en el centro.

Carpaccio de ternera con ensalada

La receta original la probé hace unos años en el Rte. Seven Park Place de Londres.

 

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN