Carne mechada: cómo se prepara de forma sana

 

El brote de listeriosis sigue en aumento y ya son 150 los casos confirmados, la mayoría en Andalucía, tras consumir carne mechada industrial contaminada, pero el número podría incrementarse por los que se encuentran bajo sospecha en distintas comunidades autónomas. Carne mechada: cómo se prepara de forma sana

Estamos abandonando no solo la dieta Mediterránea, también el placer y el orgullo de cocinar para la familia como hacían antaño nuestra abuelas. Como sigamos así, las cocinas de nuestros hogares se limitaran a tener un fregadero y un microondas, para que más si solo vamos de abrir y calentar en el microondas. Cada vez se cocina menos.

Qué es y cómo se prepara la carne mechada

Se conoce como “mechar” a la técnica de abrir un alimento para introducirle ingredientes. En este caso, la carne de cerdo estaría rellena de grasas, tocino o panceta.

Lo más común para mechar es la cabecera del lomo. Se le puede añadir embutido ibérico, zanahoria, huevo duro y hasta tocino salado. Se colocaría una red de cocinar uniendo todas las carnes en un única pieza para que no se deforme y se introduciría al horno.

También se puede introducir la pieza en una olla con agua, ajo, laurel, un poco de sal y un toque de aceite. La carne se deja cocer hasta que resulte tierna. Finalmente, se deja enfriar y se corta en rodajas.

Un último dato muy importante respecto a la higiene.

En la cocina siempre hay que tener las manos limpias y lavadas con abundante agua. Y más si hemos hecho uso del baño. Cada vez que manipulemos un alimento, hay que frotarse las manos para que no haya una contaminación cruzada. El fuego y altas temperaturas en los ingredientes harán el resto: quemar el mayor número de bacterias posibles.

Carne mechada: cómo se prepara de forma sana

Receta de carne mechada: Redondo de ternera mechado con panceta y albahaca

 

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN