Carme Ruscalleda: la dieta antiedad

 

Carme Ruscalleda: la dieta antiedad. La célebre cocinera proviene de una familia de comerciantes y toda su vida la ha vivido ligada a la cocina. En 1988 abrió su primer restaurante, Sant Pau, en Barcelona, junto a su marido Toni Balam, en el que llevan 23 años ofreciendo una exquisita cocina mediterránea de vanguardia.

Su segundo restaurante, del mismo nombre, en Tokio, tiene dos estrellas de la guía Michelín.

Inquieta e innovadora, ha creado un menú “antiaging” (antiedad) junto a su hijo Raúl, que gestiona el restaurante Mandarin Oriental , bajo la supervisión del doctor Manuel Sánchez, de la clínica barcelonesa Planas. El objetivo es ayudar a mantener una buena salud y la carta está repleta de productos típicos de la dieta mediterránea. Una dieta que se realiza en un menú completo, lleno de antioxidantes y vitaminas, en el que se reducen las grasas saturadas. Se cambia de menú cada semana y para ofrecer un ejemplo de en qué consiste relacionamos uno de ellos: Martini con texturas; Langostinos con alcachofas en tres texturas; Filete de potro con calçots, brócoli, escarola y salsa; Crema de limón con naranjas y aguacate; y Chocolate 70% con regaliz, a un precio de 59 euros, bebidas aparte

¿En qué consiste la dieta antiaging?

¡La salud es muy importante! Acabamos de estrenar una muy buena iniciativa en Barcelona mi hijo Raúl y yo en el Mandarin Oriental: la gastronomía antiaging, con clínica Planas detrás.

Nosotros, en Sant Pau, tenemos una carta llena de platos con esta filosofía, pero en el Mandarin se hace un menú completo con un aperitivo, un entrante, un plato principal, unos postres y unos divertimentos de pastelería. Lo mejor es que no nos han vetado ninguna técnica: podemos freír, asar, hay chocolate, pescado, marisco, cerdo…

¿Cuál es para usted la clave de una dieta que nos mantenga jóvenes?

La clave está en combinar bien los elementos y reducir la cantidad de los mismos, que aunque es magnífica, a veces es excesiva, como sucede principalmente con la carne con grasas saturadas. No está prohibido tomarse un trozo de cerdo o de cordero con su vetita, pero sí si lo hacemos en grandes cantidades.

Practicará la dieta antiedad teniendo en cuenta lo bien que se mantiene…

Son los genes. Mis padres comen exactamente lo mismo y mi padre dice que engorda sólo con mirar la comida y que mi madre come más que él y está delgada -confiesa entre risas.

La base de su cocina es la dieta mediterránea, ¿piensa que es la alimentación más saludable?

Sí, pero hay que añadir otro elemento más a esa pirámide alimentaria que todos tenemos ya en la mente, porque hay mucha gente que consume justamente los productos del extremo superior y no los de la base, la tienen completamente dada la vuelta. El doctor Sánchez no defiende que haya que añadir a la base agua o cereales, sino ejercicio físico, porque es muy importante moverse y hacer cosas para no tener el cuerpo parado.

¿Qué pasos sigue al cocinar?

El primer paso es el producto; un segundo es la técnica de cocina, cómo lo vas a hacer: crudo, asado, compotado, etc., pensar cómo lo vas a tratar y el tercer paso es cómo lo vas a presentar, proceso en el que interviene el dibujo.

Carme Ruscalleda: la dieta antiedad

Via: Con mucha gula

 

Te puede interesar: Carme Ruscalleda, la conquista de lo sencillo

 

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN