Caldo de pollo para los resfriados

 

Caldo de pollo. Además de ser una comida reconfortante, gracias al caldo de pollo obtenemos aminoácidos, que tienen propiedades antiinflamatorias y efectos calmantes, por lo que también podría ayudarnos a dormir. Ideal para los resfriados.

¿Por qué es beneficioso; qué tiene que ver con un resfriado? Bien, esto va ligado gracias a un aminoácido natural llamado cisteína, el cual, tras la acetilación, puede fluidificar el moco en los pulmones, haciéndolo así mucho más fácil de expulsar.

De la misma forma, un estudio de la Universidad de Nebraska aclara que el caldo de pollo dificultaría el movimiento de los neutrófilos. Estos matan los gérmenes, pero también provocan inflamación en los tejidos, por lo que el alimento tendría un efecto antiinflamatorio.

Ingredientes:

  • 4 l de agua
  • 1 kg de carcasas de pollo
  • 500 g de gallina
  • 1 cebolla
  • 6 chalotas
  • 1 puerro, solo la parte blanca
  • 4 zanahorias
  • 1 diente de ajo
  • 1 bouquet garni
  • 1 cucharada sopera de sal gorda
  • 2 granos de pimienta negra
  • 1 clavo

Elaboración:

Pelar la cebolla y cortar por la mitad. Poner las dos mitades en la sartén o en la plancha para dorarlas, esto nos dará color al caldo.

Ponemos las carnes en una olla y vertemos el agua fría.

Llevar a ebullición, desespumar.

Añadimos las verduras, las hierbas y las especias, desespumar.

Dejar cocer durante 2 horas a fuego lento, retirar la grasa que irá subiendo a la superficie. Colar y reservar. Este caldo sirve de base para numerosas salsas, sopas y guisos.

Caldo de pollo de mi madre

 

Te puede interesar: ¿Son saludables los caldos preparados?

Escribe un comentario

Colaboradores

Tu frutería de calidad
Tu frutería de calidad
DELICATESSEN