Café en versión de verano: recetas

 

Café en versión de verano: recetas. Desde el tradicional granizado siciliano, el café batido, hasta la crema de café fría.  Una buena taza de café humeante es un verdadero placer, sobre todo durante la estación fría. Eso sí, el mítico expreso, que nos da un empujón de energía, no queremos y no sabemos rendirnos incluso ahora que las temperaturas son altas. Pero existen recetas sencillas y deliciosas para disfrutar del café en la «versión de verano».

El granizado de café

Forma parte del más clásico de los desayunos sicilianos: se disfruta por la mañana junto con el tradicional brioche con tuppo. He aquí cómo prepararlo en casa.

Ingredientes:

  • 300 mililitros de café expreso
  • 200 ml de agua, preferiblemente mineral
  • 75 gramos de azúcar. (Para la nata montada)
  • 250 ml de nata fresca
  • 40 gramos de azúcar glass

Elaboración:

En una fuente grande, vertemos el café caliente, el azúcar y el agua y colocamos en el congelador durante aproximadamente 3 horas. Pasado el tiempo indicado, licúa con batidora a máxima velocidad, hasta que la mezcla adquiera una consistencia espumosa. Vuelve a meter al congelador y prepara la nata montada, añadiendo el azúcar poco a poco y trabajando a velocidad mínima con la batidora eléctrica. Continúa hasta que se vuelva lo suficientemente compacto. Con un cucharón, vierte el granizado en el fondo de un vaso o copa y cubre con la crema. Decora con unos granos de café y disfruta de inmediato.

El café batido

Ingredientes:

  • 2 tazas de café
  • una cucharadita de azúcar líquida (o media cucharadita de azúcar morena)
  • 3 cubitos de hielo

Elaboración:

Llena la coctelera con hielo y azúcar. Agrega el café caliente al final, para evitar que el hielo se derrita y haz que la espuma sea menos compacta. Agita la coctelera. En una taza previamente enfriada en el congelador durante unos minutos, vierte el café filtrando con el colador o con una cucharadita para que no se salga el hielo. Disfruta de inmediato. Aquellos que no tienen coctelera pueden usar un frasco de vidrio con tapa o, incluso, una licuadora: el café batido puede estar un poco más aguado, pero estará igual de delicioso. Para darle un toque alcohólico, agrega una cucharadita de crema irlandesa, como Baileys, o Gran Marnier, Amaretto a la coctelera antes del café.

La crema fría de café

Ingredientes:

  • 60 mililitros de café frío
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 300 mililitros de nata fresca
  • crema de avellana para servir

Elaboración:

En un bol bien frío, vierte la nata y agrega el azúcar. Montar con la batidora de mano. En cuanto la nata empiece a espesar, vierte el café lentamente, sin dejar de batir, hasta conseguir una nata tersa y suave. Transfiera la crema a un recipiente con tapa y déjela reposar en el congelador durante una hora (no más o de lo contrario se solidificará), luego vuelva a batir la crema con la batidora eléctrica durante unos segundos. Espolvorear el interior de las tazas con la crema de avellanas, verter la crema y servir de inmediato.

Café en versión de verano: recetas

 

Te puede interesar: Salsa de café y Drambuie para postres

 

Escribe un comentario

Colaboradores

Tu frutería de calidad
Tu frutería de calidad
DELICATESSEN