Cacciucco: sopa de pescado y marisco italiana

 

Cacciucco: sopa de pescado y marisco italiana. Nació como un plato pobre, elaborado con pescados poco apreciados. Su origen se explica por una antigua leyenda.

El origen del cacciucco  de Livorno, la ciudad donde nació cuenta con una leyenda. Se dice que un pescador local , que había salido a pescar con su pequeña embarcación, fue sorprendido por la tormenta y murió. Sus esposa e hijos quedaron en la indigencia, no tenían nada para comer, fueron al puerto y pidieron ayuda a los demás pescadores. Comenzó un pequeño concurso solidario: cada uno ofreció a los niños uno de los peces que había pescado: una sepia, un pulpo, unas cigalas, etc. Cuando los pequeños regresaron a casa, su madre preparó una sopa con todo el pescado que tenía disponible y la vertió en un bol en el que había colocado rebanadas de pan: el olor era tan intenso y bueno que todos los vecinos, curiosos, querían saber de dónde venía.

Esta leyenda explica por qué el cacciucco, en un principio, era un plato muy pobre (se dice que era de origen fenicio, y luego se servía en las galeras del siglo XVI para alimentar a los remeros encadenados) y se preparaba con pescados «de desecho», esos menos valiosos.

Ingredientes:

  • 1 diente de ajo
  • 1 guindilla
  • perejil
  • 1 tallo de apio
  • 50 ml. de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cebolla
  • 200 gramos de tomates pelados
  • 750 gramos de rape
  • 4 cabrachos
  • 450 gramos de calamares
  • 400 gramos de cigalas
  • 650 gramos de pulpo
  • 300 gramos de sepia
  • 1 kg de mejillones
  • 100 ml de vino blanco
  • sal al gusto
  • pimienta negra al gusto

Elaboración:

Para preparar cacciucco al estilo de Livorno, empezamos limpiando los pescados y mariscos que necesitas: mejillones, pulpo, calamares, sepias, rape, cabracho y cigalas. Desespinamos los pescados y cortamos en cubos. Los cabrachos los dejamos enteros. Limpiamos y cocemos los mejillones. Luego, siempre bajo agua corriente fresca, frotamos vigorosamente los mejillones. Colocamos los mejillones limpios en una cazuela, cerrándola con la tapa y dejamos a fuego alto durante 5 minutos, que es el tiempo necesario para abrirlos. En este punto puedes descascarar los moluscos, dejando a un lado algunos mejillones enteros..

Pelamos la cebolla, picamos junto con el apio, luego picamos el diente de ajo y añadimos a una cazuela grande con un poco de aceite de oliva.

Agregamos la cebolla picada, el apio y el ajo, luego la pimienta en grano y finalmente cocinamos y dejamos que se evapore el vino blanco.

Agregamos el caldo y dejamos hervir, luego bajamos el fuego y continuamos cocinando durante 40-50 minutos: retiramos la espuma de la superficie con una espumadera. Picamos finamente la cebolla, el ajo y la guindilla, luego freímos en una sartén con un chorrito de aceite de oliva y añadimos a la cazuela.

Condimentamos con sal y pimienta, luego agregamos los tomates previamente triturados y 250 ml del caldo obtenido con los desechos de pescado

Cubrimos con una tapa y cocinamos a fuego lento durante 1 hora. Cuando el pescado esté casi cocido, agregamos suavemente los filetes de rape y los cabrachos, luego agregamos las gambas. Continuamos cocinando durante 10 minutos agregando otros 500 ml de caldo y manteniendo tapado. Pasado este tiempo, añadimos los mejillones sin cáscara y enteros y cocinamos durante los últimos 10 minutos. Servimos.

Cacciucco

GQ

 

Te puede interesar: Sopa bullabesa con bogavante

Escribe un comentario

Colaboradores

Tu frutería de calidad
Tu frutería de calidad
DELICATESSEN