Buñuelos de bacalao para Semana Santa

 

Buñuelos de bacalao. Los buñuelos de bacalao son una receta muy antigua de la gastronomía mediterránea, muy tradicional de la cocina española, francesa e italiana. Su preparación es muy sencilla y se puede servir como aperitivo o tapa. Un plato gourmet que hoy figura en las cartas de los mejores restaurantes.

Hoy os sugiero unos crujientes y exquisitos buñuelos de bacalao

Ingredientes:

  • 300 gr. de bacalao desalado
  • 1 hoja de laurel
  • 2 dientes de ajo
  • 1 ramita de perejil
  • 1 patata
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 150 gr. de harina
  • 3 huevos

Elaboración:

Para cocinar los buñuelos de bacalao, vamos a poner a hervir en un cazo un cuarto de litro de agua, junto con el laurel; cuando empiece a hervir añadimos el bacalao, dejamos cocer dos minutos y retiramos, seguido en la misma agua de la cocción del bacalao, ponemos una patata cortada en rodajas.

Ponemos en el mortero un par de dientes de ajo y un ramito de perejil y formamos una pasta. Seguido incorporamos el bacalao sin pieles y espinas.

En que la patata esté cocida, la incorporamos al conjunto, deshaciéndola bien.

Colamos el agua de la cocción del bacalao y la patata y volvemos a poner al fuego, añadiendo dos cucharadas de aceite de oliva y una de mantequilla.

Cuando rompa el hervor, añadimos como la harina y removemos bien. Retiramos del fuego y vamos añadiendo a la mezcla los tres huevos uno a uno.

Mezclamos bien hasta conseguir una masa homogénea. con la ayuda de dos cucharas formamos los buñuelos y freímos en abundante aceite bien caliente hasta que se doren.

Escúrranlos  sobre papel de cocina y servimos calientes.

Buñuelos de bacalao

El origen de los buñuelos

El origen de la palabra buñuelo es un poco controvertido, porque si bien para unos deriva de «puñuelo», una especie de bolas que los romanos amasaban con los puños, otros creen que procede del francés «beignet», que significa «bulto, protuberancia». Se trata de una pasta hecha a base de harina mezclada con leche, huevo y levadura que se fríe en abundante aceite. Los hay salados o dulces, de calabaza, de bacalao, de yuca… Y buñuelos de viento que, una vez fritos, se rellenan de crema.

 

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN