Bruschetta italiana con tomates y mozzarella

 

Bruschetta italiana con tomates y mozzarella. Al igual que muchos de los mejores platos de Italia, la bruschetta debe sus orígenes a la cucina povera, cuyo matrimonio habitual de frugalidad e ingenio entre la clase campesina de Italia dictaba que nunca se debía descartar nada comestible.

En el caso de la bruschetta, el pan duro se convierte en algo que no solo es comestible sino también muy sabroso, por el mero acto de tostar y cubrir con ingredientes de calidad, como los tomates orgánicos madurados al sol y un excelente aceite de oliva virgen extra.

Ingredientes para 4 personas:

  • 4 rebanadas de pan rústico de masa madre
  • 180 gramos de rúcula
  • 10 gramos de menta fresca
  • 15 gramos de perejil
  • 15 gramos de piñones
  • 20 cl de aceite de oliva virgen extra
  • 40 gramos de tomates datterino ( tomates pequeños alargados en forma de dátiles) maduros
  • 100 gramos de mozzarella ahumada
  • lascas de queso parmesano

Elaboración de la bruschetta italiana:

Lavamos 100 gramos de rúcula y las hierbas. Escurrimos y ponemos todo en el recipiente de una licuadora con aceite de oliva virgen extra, los piñones, la sal, y licuamos hasta que nos quede una crema. Reservamos.

Lavamos y escurrimos la rúcula restante, cortamos los tomates por la mitad y la mozzarella en rodajas.

Presentación:

Justo antes de la comida, tostamos ligeramente las rebanadas de pan, ponemos una capa con el pesto que tenemos reservado,

Ponemos encima del pesto las ramitas de rúcula restantes, seguido agregamos las mitades de tomate, la mozzarella y unas lascas de queso parmesano.

Vierta un poco de aceite de oliva y servimos inmediatamente.

Bruschetta italiana con tomates y mozzarella

La receta original es una creación de Ciro Cristiano

 

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN