Boliches de Embún: un tesoro gastronómico

 

El boliche de Embún es una variedad aragonesa de legumbre autóctona del Valle del Río Aragón Subordán, más concretamente de la localidad de Embún, donde crece en sus campos. La gracia de esta legumbre es que su producción es artesanal y familiar, por lo que la cosecha es pequeña y de calidad. Esto lo convierte en un ingrediente único. Boliches de Embún: un tesoro gastronómico

Existen 2 recetas muy típicas de la zona, una con chorizo, morcilla y cordero. La otra receta conocida como «Judías Viudas» llamadas así por estar guisadas con muy pocos ingredientes donde el laurel y la oreja de cerdo serían los protagonistas; también cuentan los ancianos del lugar que recibe este nombre porque era el plato que ofrecían para reconfortar a los familiares cuando alguien fallecía.

Son una variedad de legumbre redonda. En Embún se cultivan de manera artesanal con estiercol natural y aguas del mismo río. Su cultivo se hace de junio a septiembre. La floración empieza en julio y se recolecta a mano desde principios de septiembre hasta octubre. Se recogen sus vainas, que después se dejan secar al sol para que sean más fáciles de abrir. Posteriormente se escogen uno a uno antes estar listos para el consumo. Así se eliminan los menos apetecibles.

 

 

Son exquisitos, con una textura muy liviana que hacen que cuando te los metes en la boca se deshagan. No tienen apenas piel y no necesitan ponerse a remojo el día de antes. Al tener tan poca producción es complicado encontrarlos, por lo que son un tesoro gastronómico.

Existen diferentes variedades de boliches: blanco, negro, colorado, trepador, amarillo y blanco de mata baja, el más abundante.

¿Los habéis probado alguna vez? ¿Dónde? ¿Cómo?
Más información en Boliches de Embún, ofrecen también un menú degustación de boliches aquí previa reserva.

Huesca la Magia

Boliches de Embún: un tesoro gastronómico

 

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN