Beber agua en las comidas, ¿es bueno o malo?

 

Beber agua en las comidas. Una de las ideas más extendidas es ésa que nos dice que podemos engordar debido a ello, que nos sentiremos más hinchados o bien, con retención de líquidos. Pero hoy, vamos a salir de dudas, de una vez por todas. Verás cómo el agua nos ayuda más de lo que pensamos.

La importancia de beber agua

El agua es necesaria para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Cuando hay poca agua en el cuerpo, nuestro corazón bombardea más de lo necesario, lo cual hace que nos sintamos agotados. Beber agua, elimina la fatiga o agotamiento.

Beber agua ayuda a la digestión y evita el estreñimiento. Previene algunas enfermedades como el cáncer de vejiga o de colon, también nos ayuda a perder peso, eliminando todas las toxinas.

Beber agua en las comidas ¿es malo?

El agua se toma antes de cada comida, para que la sensación de saciedad aumente, salvo en el caso de jóvenes o niños, lo mejor es que beban sorbos durante la comida, porque si lo hacen antes, dicha saciedad hará que no se terminen el plato.

El agua ayuda a que la digestión se lleve a cabo. Por lo que no va a diluir tanto los jugos gástricos, el líquido va rompiendo los trozos de comida en otros más diminutos. De este modo, el organismo puede absorber mejor los nutrientes de los alimentos. De  modo que el agua es totalmente beneficiosa tanto antes de comer como durante la comida.

Beber agua, ¿nos hincha?

Pues no, lo que sucede es lo contrario a lo que pensamos. Realmente al beber evitamos la retención de líquidos, ya que el agua actúa como diurético.

Beber agua en las comidas

Foto: Pixabay

Bezzia

 

Escribe un comentario

Colaboradores