Ascaso presenta en el Museo Thyssen el dulce Corona Catalina de Aragón

 

Es un postre “renacentista” inspirado en la obra de Juan de Flandes que expone el museo, elaborada con una base de mazapán y agua de rosas. La pastelería aragonesa Ascaso presenta en el Museo Thyssen el dulce Corona Catalina de Aragón.

De porte regio y gusto “renacentista”. Así es la Corona Catalina de Aragón, el postre con el que Pastelería Ascaso vuelve a innovar desde su obrador. Inspirado en el cuadro ‘Retrato de una infanta, Catalina de Aragón’ del pintor Juan de Flandes, de la Colección Thyssen de Madrid, detrás de esta corona hay mucho tiempo de investigación histórica y gastronómica para conseguir un postre que reflejara los gustos de la época y, a la vez, los valores que transmite la infanta en la obra del pintor flamenco.

La Corona Catalina de Aragón se ha presentado este lunes en el Museo Thyssen, en un acto especial en el que ha estado presente Vicente Ascaso, presidente honorífico de la empresa, galardonado recientemente con el Premio Memorial de la Real Academia de Gastronomía al Mejor Pastelero Repostero de España. Ha actuado como anfitriona Ana Cela, directora de Publicaciones y Tienda-Librería del Museo Nacional Thyssen-Bornemisza. También ha estado presente Ramón Criado, responsable de la tienda Ascaso en Madrid.

Para contextualizar este dulce, el equipo de Ascaso se trasladó desde su obrador a la época renacentista, mientras pensaba en un postre que hubiera podido degustarse en la época de Catalina de Aragón y que además pudiera reflejar los gustos de la princesa. “Consultadas varias obras culinarias, como el libro de cocina de Ruperto de Nola (1470-1520), creamos una corona donde las rosas, como la que lleva Catalina entre sus dedos en el cuadro, adquieren protagonismo”, ha dicho Sura Ascaso, responsable de Desarrollo de Negocio de la empresa oscense.

 

 

El resultado, tras muchos meses de estudio coordinados por José María Pisa, experto en historia de la gastronomía, es este dulce de forma circular de mazapán con agua de rosas, combinado con otros sabores muy apreciados por los comensales de entonces, como el azafrán, la yema, el jengibre y la fruta (en este caso, pasta de fruta de pera). La decoración se ha realizado con yema y pétalos de rosas naturales cristalizados: «Se trata de un postre que destaca por su elegancia en el plato y la combinación de texturas, producto de la superposición de capas. Esos sabores se entremezclan y adquieren matices en boca», indica Ascaso.

Este postre es uno de los 25 incluidos en la publicación «El Thyssen en el plato» (#elthyssenenelplato), todos inspiradas en cuadros de este museo madrileño. «Es un postre muy apropiado para la Navidad por su composición, aunque estará disponible durante todos los meses, especialmente en los que hace menos calor», ha dicho Sura Ascaso.

La Corona Catalina de Aragón está a la venta desde noviembre en los establecimientos de Pastelería Ascaso en Madrid (Zurbano, 25), Zaragoza (Arquitecto Yarza, 5) y Huesca (Coso Alto, 9), el Delicathyssen del Museo Thyssen y la pastelería online ww.pasteleriaascaso.com. La Corona Catalina de Aragón se suma a otros productos de Ascaso que ya se venden en el Museo Thyssen, como las tabletas de chocolate elaboradas en el obrador oscense y los turrones duro y blando, envueltos en ‘packagings’ ilustrados con cuadros de la Colección Thyssen-Bornemisza. Su precio es de 20,80 euros

Ascaso presenta en el Museo Thyssen el dulce Corona Catalina de Aragón

Vía: heraldo.es

 

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN