Claves para cocinar un arroz caldoso

Claves para cocinar un arroz caldoso

El arroz caldoso utiliza bastante más caldo que el arroz meloso, que solo utiliza más de caldo que un arroz seco.

Para los arroces caldosos es preferible utilizar arroces de grano redondo, ricos en amilopectina, con altos índices de humectabilidad y capaces de absorber los sabores.

Las variedades más adecuadas para este tipo de cocción son Calasparra, Bomba, Carnaroli, y Albufera entre otros.

Los proporciones de caldo y arroz variarán en función del resultado deseado. Llamamos “arroces caldosos” tanto a aquellos en los que al finalizar la cocción hay abundante caldo como a aquellos en los que apenas queda caldo o el arroz está más presente y se asemejan bastante a los arroces jugosos.

Es importante tener en cuenta que, al finalizar la cocción, el grano todavía está rodeado de caldo y, por tanto, la cocción no se detiene de inmediato. Por este motivo es preferible retirar del fuego el arroz cuando el grano todavía está un poco crudo, teniendo siempre en cuenta el tiempo de reposo necesario.

Para conseguir un buen arroz caldoso, hay tres claves fundamentales el sofrito, el caldo y la técnica para cocinarlo.

Muy importante también es medir bien las cantidades y utilizar 4 veces el volumen del arroz para que aunque el arroz absorba entre dos y tres veces su volumen, nos quede caldo suficiente para hacer un plato de cuchara.

Claves para cocinar un arroz caldoso

 

Escribe un comentario

Colaboradores