Alimentos que ayudan a combatir la fatiga

 

Muchas veces nos sentimos cansados y lo relacionamos con la falta de sueño, pero la fatiga está directamente relacionada con los alimentos que consumimos. Alimentos que ayudan a combatir la fatiga

El primer paso para combatir la fatiga y el cansancio consiste en saber identificar el origen. Si sabes leer bien las señales que te envía tu cuerpo, estos 8 alimentos te serán de gran ayuda a la hora de recuperar las fuerzas necesarias para sacar adelante tu jornada diaria.

Estos son los alimentos que ayudan a combatir la fatiga

 

1. Aguacate

Es el ingrediente principal de muchas recetas saludables. El aguacate también es una fuente de energía. Aunque es rico en calorías, contiene ácidos grasos omega-3 y omega-6 que reducen los niveles de colesterol, mejoran el flujo de sangre al cerebro y ayudan al cuerpo a absorber otros nutrientes. Los aguacates también contienen más proteínas que la mayoría de las otras frutas. Como fuente de energía, nuestro cuerpo necesita carbohidratos, grasas y proteínas. Esta combinación hace que los aguacates sean una auténtica bomba de energía.

 

2. Manzanas

Es difícil de creer, pero existe la creencia de que una manzana te despierta más por la mañana que una taza de café. Aunque este rumor sea cierto o no, las manzanas definitivamente son necesarias. Proporcionan al cuerpo una pequeña porción de calorías, lo que podría hacerlos más efectivos que el café de la mañana. Las calorías son la fuente de energía para el cuerpo y el cerebro. Y, además, también contienen fructosa, una forma natural de azúcar que se encuentra en la fruta. La fructosa es la fuente de energía preferida por el cuerpo, una manzana suministra energía continuamente a nuestro cerebro, incluso si no puedes esperar el efecto de una taza de café. Pero con las manzanas se pueden evitar los antojos.

3. Brotes o germinados

Si no estás seguro de si te gustan los brotes, puedes usar cualquier producto integral. Estos productos integrales (arroz natural, copos de avena, trigo sarraceno…) contienen carbohidratos complejos que el cuerpo procesa de una forma más lenta que los azúcares simples que contiene la harina blanca, por lo que continuamente suministran energía al cuerpo. Al contrario que los azúcares simples, que dan un impulso de energía corto, pero con los que rápidamente vuelves a sentirte cansado. Por ello, los estudios demuestran que los productos de granos enteros son buenos, pero los brotes son aún mejores. Los brotes son granos de cereales que se dejan en remojo en agua hasta que germinan. Este proceso debería facilitar que nuestro cuerpo absorba nutrientes importantes como las vitaminas B, C y ácido fólico. Sin embargo, estaría fuera del alcance de este artículo explicar este proceso. Pero sabemos una cosa: es el alimento perfecto contra la fatiga.

4. Nueces de macadamia

Las nueces de macadamia (como la mayoría de las nueces y semillas) son el mejor remedio contra la fatiga y el hambre. Con 160 a 200 calorías por porción (lo equivalente a un pequeño puñado), las nueces de macadamia son ricas en energía y contienen los tres macronutrientes: proteínas, carbohidratos y grasas saludables. Pero es importante recordar que incluso si son muy saludables, son bombas calóricas y solo deben consumirse con moderación. Un puñado es suficiente para obtener un gran chute de energía.

5. Arándanos

Ya tenemos otra razón para comer arándanos: no solo tienen un sabor delicioso, sino que también son una gran fuente de energía e incluso pueden mejorar el rendimiento del cerebro. Sí, sí, has leído bien. Los arándanos contienen mucho manganeso, un oligoelemento que a menudo se encuentra en los minerales combinados con el hierro y que desempeña un papel importante en ciertos procesos metabólicos de nuestros cuerpos, uno de los cuales es la conversión de carbohidratos y grasas en energía. Los estudios testados en ratas y ancianos también sugieren que los arándanos protegen contra la pérdida de memoria y el deterioro cognitivo. ¿Necesitas energía? Pues la próxima vez, a por arándanos.

6. Matcha

Matcha es un súper alimento. Es un polvo hecho con hojas de té enteras (por lo que contiene todos los minerales), antioxidantes y aminoácidos contenidos en la misma hoja. Una taza de té verde, por otro lado, proporciona solo una fracción de todos estos nutrientes. A diferencia del café, la cafeína que contiene el Matcha se absorbe de un modo muy lento, por lo que dura más. Además, la combinación de cafeína y L-Tianina (un aminoácido poco común) proporciona el efecto milagroso del Matcha, como son la concentración y atención. Si te resulta demasiado amargo, prueba una receta más dulce, como el Matcha Berry Granola o el Matcha Chiapudding.

7. Fideos Shirataki

Si te gusta la comida asiática pero quieres evitar la sensación de empacho y fatiga de después, debes probar los fideos Shirataki. Están hechos de fibra de glucomano, que se extrae de la raíz de la planta japonesa de konjac. Esta variante de fideos bajos en carbohidratos están formado en un 97% de agua. Gracias a estos fideos, podrás disfrutar de tu plato de pasta favorito de inmediato, sin sentir la pesadez de después.

8. Col rizada

Cualquier nutricionista lo confirmará: la col rizada es la reina de las verduras. Es una de las verduras más nutritivas que hay. Está lleno de vitaminas y minerales que son especialmente importantes para nuestro cerebro. Y algo que puede interesar especialmente a vegetarianos y veganos es que la col rizada es una fuente vegetal de hierro, un nutriente que necesitamos para transportar oxígeno a los tejidos y las células. El déficit de hierro puede provocar agotamiento y fatiga. Un consejo para aumentar la absorción de hierro vegetal en la col rizada es consumirla con zumo de limón. Otra idea sería tomar un batido de col rizada y manzana, rico en energía para empezar el día.

Alimentos que ayudan a combatir la fatiga

a GQ

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN