El ‘trash cooking’ o la nueva moda en los fogones

El ‘trash cooking’ o la nueva moda en los fogones

Aprovecharlo todo. Esa es la idea de la tendencia gastronómica del trash cooking o, lo que es lo mismo, la práctica que reutiliza las sobras de alimentos para inventar nuevas recetas o simplemente aprovechar partes que antes se tiraban. Recortes de carnes, verduras, pieles de frutas o, inclusive, vísceras de pescado. Todo vale en la también conocida como ‘cocina con desperdicios’. Además puede ser un valor añadido para tu salud, ya que las partes con más nutrientes de los alimentos son las que normalmente desechamos a la hora de cocinar.

La cocina de aprovechamiento es la reina gastronómica de este 2018. ¿Cuántas veces has oído decir que en la cocina no se tira nada o que con la comida no se juega?  Seguro que más de una vez. Pues bien, hoy os muestro algunas ideas para que puedas llevar a la práctica la tendencia a tus platos.

 El tradicional arte de cocinar con las ‘sobras’.

  • ‘Chips’ de peladuras. La piel de la patata, el calabacín o la berenjena pueden convertirse en el aperitivo perfecto. Tras limpiarlas bien para retirar las posibles impurezas, se fríen en aceite y consigues unas chips naturales que son el ‘snack’ ideal.
  • Crujientes de ave. Las pieles de ave, que normalmente irían directamente a la basura, se pueden preparar en tempura, una fritura rápida típica de la cocina japonesa. Así quedan crujientes y serán perfectas para servir como acompañante.
  • Hojas de zanahoria. Aunque su consumo no es muy habitual, las hojas de la zanahoria también son comestibles, son ricas en vitamina K, que falta en la zanahoria en sí, y tienen propiedades depurativas. Además, son muy versátiles. Pueden utilizarse picadas en ensalada, como aliño en una vinagreta o con ajo, como infusión, cocinas y salteadas o en tortilla.
  • Cáscaras de cítricos. Además de dar un agradable sabor a los postres como el bizcocho o el arroz con leche, las cáscaras de cítricos son perfectas para caramelizar el azúcar, dar potencia a las infusiones e incluso aromatizar el aceite de oliva.
  • Centro y piel de la piña. Las propiedades diuréticas de la piña la han convertido en una de las frutas más consumidas durante todas las épocas del año. Sin embargo, al tener una piel y un corazón demasiado duro, se desperdicia gran parte de este producto. El centro de la piña se puede utilizar si se hierve. De esta forma, quedará blando y jugoso, perfecto para añadir en rodajas a ensaladas, pastas y arroces. Además, con el mismo método se puede cocer la cáscara para aprovechar su jugo.

El ‘trash cooking’ o la nueva moda en los fogones

¡Y saldrás ahorrando!!!

Vía: Heraldo Gastronomía

 

Escribe un comentario

Colaboradores

Tu frutería de calidad
Tu frutería de calidad
DELICATESSEN