Cómo recuperar el pan viejo o duro

Cómo recuperar el pan viejo o duro

Un buen pan fresco, tiene la corteza crujiente  y el interior tierno y esponjoso. Pero cuando ha pasado un tiempo, un par de días o tres se torna duro, seco e incomestible, para lo único que sirve es para torrijas o pan rallado.

¿Que hacer entonces con ese pan duro?

Hay una manera de revivir ese pan de una forma más sencilla de lo que parece, siempre que el pan no este cortado previamente a rebanadas.

1 Paso:

Debemos precalentar el horno a 200°C aproximadamente.

2 Paso:

Colocamos el pan con la parte inferior hacia arriba debajo del grifo del fregadero bajo un chorrito de agua de modo que se humedezca toda la base del pan. No debemos dejarlo mucho tiempo, para quede húmedo y no empapado de agua en exceso. También podemos humedecerlo con un spray y rociar un poco la parte superior, para revitalizarlo integralmente.

3 Paso:

Ahora toca meter el pan ya humedecido al horno. sobre una bandeja o en la propia rejilla del horno. Al estar humedecido el pan, la base del mismo comenzará a generar vapor con el calor del horno y comenzaremos a recuperar su textura tierna en el interior. Al mismo tiempo, la corteza nos quedará nuevamente crujiente.

El resultado final será recuperar un pan que parecerá recién hecho.

Cómo recuperar el pan viejo o duro

¿Has visto que fácil y sencillo es recuperar ese pan que ibas a tirar?

 

Escribe un comentario

Colaboradores

Tu frutería de calidad
Tu frutería de calidad
DELICATESSEN