Consejos para hacer las mejores croquetas

Consejos para hacer las mejores croquetas

Lo primero que vamos a tener en cuenta es que el aceite de fritura tendrá que estar bien caliente, pero no humeante, para que la croqueta se fría y dore en el menor tiempo posible y además el recipiente de fritura ser bastante hondo. Un cazo es el ideal, porque la misma cantidad de aceite alcanza mayor altura en un cazo que en una sartén equivalente, que tiene las paredes abiertas. El grosor del rebozado debe ser lo más fino posible.

Es importante que las croquetas queden cubiertas del todo nada más caer en el aceite de fritura, para que no reviente por la parte aún blanda por no estar frita. El AOVE es, el mejor, pero también se pueden freír en aceite de girasol orgánico.

Para aquellas personas que tengan alguna alergia a los ingredientes habituales en las croquetas, se hay sustitutos adecuados.

Alergia al huevo

Se puede sustituir el del rebozo por un engrudo muy ligero de harina hervido en un cazo durante 1 minuto, ni un segundo más, al que se añadirá más agua si, una vez frío, está aún demasiado espeso. Utilizar en sustitución del huevo.

Celiacos 

Se puede elaborar la base con almidón de maíz. Poner al fuego 1 l de leche con sal y el aroma elegido y, cuando hierva, añadir 25 g de almidón de maíz remojado en 5 cucharadas de leche fría batiendo con las varillas. Cuando haya hervido 1 minuto, revolver con el relleno, dejar hervir otro minuto, retirar del fuego, añadir 50 g de mantequilla y 5-6 g de –3-4 hojas—gelatina remojada en agua muy fría y bien escurrida. Probar y rectificar. Se puede “empanar” con almidón de maíz, huevo –o engrudo de almidón que apenas haya hervido si existe alergia al huevo también—y copos de maíz machacados, no molidos, en lugar de pan rallado.

Alergia a los lácteos

Preparar la base con aceite y el caldo adecuado, en cuyo caso, la cantidad de harina será un poco mayor.

Consejos para hacer las mejores croquetas

 

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN