Cordero marroquí con cuscús

 

Vamos a comenzar la semana con un cordero marroquí con cuscús. Esta receta de cordero de la cocina marroquí es una cena excelentemente buena para cualquier amante de las especias.

Puedes decorar el cuscús utilizando más especias, condimentos o incluso algunas semillas de granada.

Ingredientes:

  • 1 pierna de cordero deshuesada
  • 600 gramos de cebolla
  • 8 dientes de ajo, pelados
  • 3 palitos de apio picados
  • 1 puerro, picado
  • 6 cucharadas de aceite de oliva
  • 3 berenjenas
  • 1/2 cucharadita de canela molida
  • 2 cucharaditas de harissa
  • 3 cucharadas de puré de tomate
  • 1,2 kg de tomates picados en lata
  • 500 ml de agua
  • 1 manojo de cilantro picado
  • 250 ml de yogur natural

Elaboración del cordero marroquí con cuscús:

Colocamos las cebollas, el ajo, el apio y los puerros en un procesador de alimentos y pulsamos hasta que esté muy finamente picado.

Precalentar el horno a 170ºC

Calentamos el aceite de oliva en una cazuela grande a fuego medio-alto. Doramos ligeramente el cordero por todos lados. Retiramos de la cazuela y reservamos.

Cortamos las berenjenas por la mitad a lo largo y a su vez en semicírculos de 1 cm. Freímos la berenjena en un poco de aceite de oliva hasta que se dore uniformemente y reservamos.

Agrega más aceite de oliva a la cazuela y añadimos la cebolla picada, el puerro, el apio y la mezcla de ajo. Agregamos la canela molida y cocinamos, removiendo continuamente, durante otros 5 minutos.

Agregamos la pasta Harissa y el puré de tomate y cocinamos por otros 2 minutos.

Añadimos el cordero a la cazuela, y seguido las berenjenas.

Vertemos los tomates enlatados y suficiente agua para cubrir el cordero. Llevamos a ebullición.

Tapamos la cazuela y transferimos al horno. Cocinamos durante alrededor de 2-3 horas

Una vez que el cordero esté hecho, retiramos de la cazuela y cortamos en filetes con un cuchillo afilado.

Presentación:

Servimos en cazuelas individuales el cordero sobre la salsa de berenjena. Agregamos el cuscús, el yogur natural y un poco de cilantro fresco a cada plato. Servimos inmediatamente.

Cordero marroquí con cuscús

Curiosamente este plato no lo probé en Marruecos, si no el Birmingham, en el Rte: Andy Waters

 

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN