Chocolate belga helado y especiado

Chocolate belga helado y especiado

Hoy tenemos un postre de chocolate fantástico, lo vamos a preparar especiado, veras que maravilla de chocolate te va a quedar. Es suave y cremoso, indulgente y refrescante: no muchos en la vida pueden hacer tales afirmaciones, hasta que prueban este  Chocolate belga helado y especiado, realmente lo tiene todo.

Para obtener los mejores resultados, utiliza a a ser posible chocolate belga, en mi opinión es el mejor del mundo.

Ingredientes:

  • 4 yemas de huevo
  • 100 gramos de azúcar
  • la ralladura de una naranja
  • 350 ml de nata líquida
  • 1 trocito de jengibre
  • 5 vainas de cardamomo
  • 1 cucharadita de granos de pimienta rosa
  • 1 rama de canela
  • 1 pizca de sal
  • 100 gramos de chocolate negro, derretido

Elaboración:

Aplastamos ligeramente las vainas de cardamomo, la pimienta y la canela en rama en un mortero. Poner la nata en una cazuela, añadimos las especias y ponemos a fuego suave. Una vez que rompa a hervir, apagar el fuego y dejamos la crema en infusión durante 10 minutos

Batimos las yemas de huevo y el azúcar en un bol hasta que queden cremosas, pasamos por un colador a una cazuela y cocinamos a fuego medio

Una vez que la crema ha llegado a ebullición, vertemos sobre las yemas de los huevos, añadimos la ralladura de naranja y batimos antes de verterla de nuevo en la cacerola. Ponemos a fuego lento y removemos constantemente hasta que la crema se espese lo suficiente para que pueda cubrir la parte de atrás de una cuchara.

Batimos en el chocolate derretido y retiramos inmediatamente la crema del fuego y vertemos en un recipiente. Cubrimos la parte superior con papel film para evitar la formación de una costra y dejamos que se enfríe completamente antes de transferir a la nevera para enfriar durante al menos 2 horas.

Servimos en bolas u decoramos con chocolate rallado.

Chocolate belga helado y especiado

La receta original la probé en 1993 cuando fui a Brujas y es de Victoria Glass

 

Escribe un comentario

Colaboradores