Roscón de Reyes ¿con nata o sin nata?

Roscón de Reyes ¿con nata o sin nata?

Roscón de Reyes ¿con nata o sin nata?

¿Comemos mal el roscón, con nata o sin nata? Algunos diréis que para gustos están los colores o sea que hagamos lo que hagamos siempre estará mal. Una cuestión, esta del roscón de reyes, que está provocando confusiones y discusiones enfervorecidas en nuestra sociedad. La pregunta es ¿con nata o sin nata? 

En los últimos años han aparecido muchas variantes del roscón tradicional, con diversos rellenos, distintas masas, hay auténticas aberraciones del roscón de reyes, hasta los hay de hojaldre, señores y señoras, esto no es un roscón de reyes. La verdad es que te encuentras con recetas de roscones que poco o nada tienen que ver con el auténtico roscón de reyes.

El Roscón de Reyes tradicional es sin ningún tipo de relleno, esta es la verdad, yo en particular aún admito el relleno con nata pero con la masa auténtica de un buen roscón, pero nada más.

Todas estas cuestiones son importantes, España es líder gastronómico a nivel mundial. La elaboración de roscón de reyes es un trabajo minucioso de textura, contundencia y sabor sin precedentes, y para una vez que lo comemos al año, deberíamos hacerlo bien. Partimos del punto de la desinformación. Pero gracias redes sociales, por existir y convertirnos en aldea española global.

La festividad de los Reyes Magos cierra las fiestas Navideñas con nuestro tradicional Roscón de Reyes, es el postre protagonista en todas las mesas españolas. Un buen Roscón de Reyes casero al modo tradicional y con ingredientes de calidad es beneficioso para nuestra salud y nuestro paladar.

Para elaborar el Roscón de Reyes el principal ingrediente es el tiempo, hay que dejarlo fermentar. Para hacerse una idea de la planificación a seguir, desde el momento en que se elabora el pre-fermento hasta el momento de degustar el dulce, pasan aproximadamente 22 horas.

Roscón de Reyes ¿con nata o sin nata?

¿A ti como te gusta?

 

2 Comentarios

  1. Yo que quieres que te diga, como soy muy laminero me gusta con nata y con sorpresa y si esta última puede ser con un billete de 500 euros bien protegido para que no se nos lo lleve ningún político mejor que mejor.

  2. Pienso igual que tu Emilio. Feliz Año Nuevo. Un abrazo.

Escribe un comentario