La cocina tradicional se abre paso en la red

La cocina tradicional se abre paso en la red

Cocinando en mislares, es el blog gastronómico de Marisa Aviñó, una zaragozana que utiliza la red para romper las barreras tradicionales.

Marisa Aviñó, es una gran amante de la cocina tradicional que, un buen día, decidió volcar su pasión y conocimientos en una página web. Así nacería el blog Cocinando en mislares’ de la mano de esta auxiliar de farmacia y madre de tres hijos.

“Empecé a cocinar cuando era joven, me mudé a Zaragoza para estudiar y recuerdo que mi madre siempre me preparaba la comida del lunes y, como mucho, la del martes, el resto de la semana tenía que prepararla yo ya que, por aquel entonces, no estaban tan extendidos los tuppers como ahora”, recuerda.

Finalmente, logró convertirse en una amante de la cocina acudiendo de manera asidua a cursos y formaciones de todo tipo, si bien es cierto que se considera una gran defensora de la cocina tradicional. Por eso, en 2010 decidió utilizar estos conocimientos para compartir y recopilar algunas de sus recetas. “Llegó un momento en el que me paraban para pedirme las recetas incluso por la calle, por lo que pensé, qué mejor que internet para compartirlo con el mundo”, añade.

“Internet ha dado un vuelco a la manera de consultar una receta en nuestros días, es más asequible. Cuando empecé en esto éramos muy pocos los blogs especializados, ahora hay cientos y muchos de gran calidad”, afirma la zaragozana. Sin embargo, asegura que, aunque gratificante, mantener un blog es un trabajo muy duro y poco recompensado, al menos económicamente: “El proceso es básico, primero piensas la receta, compras los ingredientes, la cocinas, fotografías el plato, redactas el post y compartes con todos tus seguidores, y todo esto por amor al arte”.

Aunque opina que la red jamás ocupará el lugar de los libros de cocina de toda la vida, defiende las fortalezas del medio web que ofrece, entre otras cosas, la consulta desde cualquier dispositivo móvil con conexión a internet en cualquier momento o lugar, la capacidad visual de sus publicaciones, y la opción de interactuar con los internautas. “Tan solo falta que llegue el aroma a través de internet”, bromea. No obstante, una de las mayores utilidades de este tipo de formatos es su contribución a la hora de mantener y dar a conocer algunos de nuestros platos más tradicionales. Precisamente sobre esto versó la conferencia titulada La cocina aragonesa, del mundo rural al digital’ que ofreció el pasado 7 de marzo en el Ámbito Cultural El Corte Inglés de Zaragoza.

Pero, además de proyectar algunas de sus recetas favoritas, Aviñó también recomienda locales de moda y restaurantes o productos de la tierra. Además, de manera periódica se reúne con un grupo de seis bloggers gastronómicas de Zaragoza que vuelcan en su proyecto común, ‘Foodbloggersaragon’,sus experiencias culinarias.

Se trata de las ‘foodbloggers mañas’, como ellas mismas se denominan, y son ‘Sin salir de mi cocina’, ‘Cocinando en mislares’, ‘Persemooon’, ‘Cocinica’, ‘Delantal o mandil’, ‘Pintando las nubes’ y ‘Con las zarpas en la masa’.

“Habitualmente compartimos nuestra experiencia tras pasar por algunos restaurantes de la capital aragonesa y hablamos sobre recetas, locales nuevos, retos actuales en el ámbito culinario, etc”, añade Aviñó.

Sin ir más lejos, en febrero organizaron el #retocomermaslegumbres a través de sus redes sociales. En esta ocasión, ‘Con las zarpas en la masa’ preparó un plato tradicional de la comarca de Calatayud, garbanzos con congrio -también llamados garbanzos a la bilbilitana-, mientras que Aviñó propuso un contundente plato de lentejas con confit de pato. Una manera de llegar, además, a un público más joven con las recetas más tradicionales.

“La cocina de la abuela es la base de todo”

En la actualidad la zaragozana asegura que cuenta con un gran número de lectores que no paran de crecer. “Es importante tener una continuidad y proponer nuevas recetas, y apoyarse en otras redes como Facebook e Instagram. Es muy gratificante que alguien te diga que ha preparado una de tus recetas e incluso hay quien me manda fotos del resultado”, añade.

En cuanto a sus seguidores, asegura que el perfil es de lo más diverso: “desde una señora que ha asistido a uno de mis talleres a gente joven que empieza a introducirse en el mundo de la cocina”. Independientemente de la edad y del género, asegura que el secreto es el mismo para todos: ”hay que conocer las raíces ya que la cocina de la abuela está en la base de cualquier receta”.

La foto de la cocina es  Marisa Aviñó de Cocinando en Mislares y la otra es de las 7 bloggers mañas que forman parte del colectivo  Foodbloggersaragon

La cocina tradicional se abre paso en la red

Vía: Heraldo de Aragón

 

Escribe un comentario