Deberías sumarte a la moda de comer sin gluten o no

Deberías sumarte a la moda de comer sin gluten o no

Comer sin gluten está de moda, ¿pero es bueno reducir su consumo? ¿Tiene sentido hacerlo si no somos alérgicos a él?

 Hablamos con una nutricionista sobre los peligros de eliminar de nuestra dieta la proteína más impopular del momento.

El gluten era, hasta hace nada, una cosa extraña que solo le afectaba a unos cuantos. Un desconocido incluso para aquellos a los que atacaba como si fuera su kryptonita particular.

Pero ahora comer alimentos sin gluten es prácticamente una moda: hay productos por todas partes e incluso la gente que no sufre alergia alguna a él decide excluirlo de su dieta. Sin embargo, no tenemos muy claro cómo tenemos que regular nuestro consumo de gluten o incluso si realmente tenemos que hacerlo o no, si es algo bueno. Hablamos con Tania Zazo, Técnico Superior de Dietética y especializada en Nutrición Personalizada para intentar arrojar algo de luz sobre el gluten. Ese amigo íntimo y desconocido.

El gluten era, hasta hace nada, una cosa extraña que solo le afectaba a unos cuantos. Un desconocido incluso para aquellos a los que atacaba como si fuera su kryptonita particular. Pero ahora comer alimentos sin gluten es prácticamente una moda: hay productos por todas partes e incluso la gente que no sufre alergia alguna a él decide excluirlo de su dieta. Sin embargo, no tenemos muy claro cómo tenemos que regular nuestro consumo de gluten o incluso si realmente tenemos que hacerlo o no, si es algo bueno. Hablamos con Tania Zazo, Técnico Superior de Dietética y especializada en Nutrición Personalizada para intentar arrojar algo de luz sobre el gluten. Ese amigo íntimo y desconocido.

“El gluten es la proteína más importante de algunos de los principales cereales que consumimos. Esta glucoproteína está presente en el trigo, la cebada, el centeno y la avena, así como en otros de consumo menos frecuente como la espelta (trigo salvaje) o el triticale (híbrido de trigo y centeno). En nuestra sociedad los cereales constituyen la base de la alimentación pero también del avance en las propiedades tecnológicas de la industria alimentaria. Por eso se ha producido un aumento en su consumo como aditivos o espesantes“, explica Zazo. Sin embargo, esta proteína puede causar multitud de síntomas gastrointestinales, haciendo que a mucha gente no le siente bien.

“Pero tenemos que distinguir entre varios tipos de afectados”, matiza la experta. Por un lado encontramos un primer grupo, “en la actualidad cerca del 1% de la población”, que sí presenta la “enfermedad celíaca, entendiendo esta como una patología inflamatoria crónica, presdente en aquellos individuos genéticamente predispuestos por una afectación del sistema inmunológico”.

En un segundo tipo de alteración del sistema hablaríamos de la alergia al gluten, que no es lo mismo. “Clínicamente se determinan a partir de una gran variedad de síntomas, lo que dificulta sus diagnósticos, pero el único tratamiento eficaz para este tipo de pacientes es seguir una dieta exenta de gluten durante toda la vida“.

Deberías sumarte a la moda de comer sin gluten o no.

Vía: GQ

 

Escribe un comentario