Cómo hacer higos secos en casa

Cómo hacer higos secos en casa

Cómo hacer higos secos en casa

Los higos secos son un verdadero placer para el paladar. Las recetas en las que se utilizan resultan ser un manjar de dioses. Este fruto es considerado como la fruta de los filósofos; cuenta la leyenda que era una de las frutas predilectas de Platón, de allí que se le considere de este modo. La delicadeza de los higos te permite disfrutarlos frescos, en sándwiches o con queso azul. También pueden degustarse secos, ya sea solos, como compotas o en platos salados.

Paso a paso para secar higos en casa

La manera tradicional exige que sean secados a partir de la exposición a la luz solar. El tiempo ideal para deshidratarlo bajo este proceso es de tres a cuatro días. Éstos deben ser colocados sobre una malla mosquitera y cubiertos por una tela negra. Cada cierto tiempo es conveniente darles la vuelta para asegurarnos que el secado sea uniforme.

Una vez que los higos pierden el brillo, se vean secos y totalmente firmes, los llevamos a la sombra para que se enfríen. Una vez a temperatura ambiente podemos conservarlos en recipientes de cristal con cierre hermético.

Otro método es limpiar y lavar los higos. Luego, en una bandeja apta para horno, colocamos los higos dejando un espacio entre ellos. Introducimos los higos en el horno, a 40°C durante 4 horas. Una temperatura mayor de 40ºC sería agresiva y, en vez de secarlos, se cocinarían.

Una vez deshidratados por completo, los dejamos enfriar toda la noche. Finalmente, se conservan como dulces y conservas almibaradas e incluso en alcohol.

Cómo hacer higos secos en casa

Los higos secos son una excelente opción, que te permite disfrutar de todo el sabor y los diferentes valores nutricionales de estas deliciosas frutas durante todo el año.

Propiedades de los higos secos

Son ricos en fibra (aproximadamente 10 g/100 g), y contienen más calcio (100 mg/100 g) que cualquier otra fruta desecada, siendo además una buena fuente de hierro y potasio.

Lo mejor de todo es que los higos secos son muy fáciles de digerir, a la vez que son tremendamente nutritivos, pero aportan bastantes calorías, ya que 100 gramos aportan 245 calorías.

Datos nutricionales: Natursan

 

Escribe un comentario