Beber vino para estimular el cerebro y la memoria

Beber vino para estimular el cerebro y la memoria

Así lo avalan las recientes investigaciones de la Universidad de Yale: la degustación de un vino en las comidas o simplemente con unas tapas estimula las más diversas áreas del cerebro relacionadas con la recepción de los sentidos y la memoria.

Abrir una botella de vino, verter un vaso, observarlo y saborearlo estimula cuidadosamente muchas más partes del cerebro de las que pensábamos. El neurocientífico de la ‘ Universidad de Yale Gordon Shepherd , en su libro ‘Neuroenology: ¿Cómo crea el cerebro el sabor del vino’ describe el proceso de degustación de vinos como algo mucho más complejo que escuchar música clásica o la resolución de una expresión de álgebra. Y la razón es obvia.

El vino está considerado como un alimento

Si hay un producto que cumple punto por punto la definición de alimento ese es, sin discusión, el vino,

Nutricionales:

Proporciona materia y energía para el anabolismo y mantenimiento de las funciones fisiológicas.

Sociales:

Favorece la comunicación, el establecimiento de lazos afectivos, las conexiones sociales y la transmisión de la cultura.

Psicológicos:

Mejora la salud emocional y proporciona satisfacción y obtención de sensaciones gratificantes.

El vino es parte importante de nuestra cultura y de nuestra gastronomía, ya que más allá de un producto para el deleite, que también lo es, socializa como pocos, mostrándose, además, como un instrumento indispensable de la agricultura, la tradición y el turismo en nuestro país. Pero, además, es uno de los alimentos incluidos en la Dieta Mediterránea que, consumido con moderación, aporta notables beneficios para la salud.

El vino está considerado oficialmente como un alimento desde que se aprobara la Ley del Vino de 2003, que lo incluye como un elemento más en la Dieta Mediterránea.Beber vino para estimular el cerebro.

Pero recuerda que hay beber vino con moderación.

Beber vino para estimular el cerebro y la memoria

¿Y ahora aún piensas seguir bebiendo refrescos?

 

Escribe un comentario